Meryl Streep y los Oscars: Una larga historia

ACTUALIZADO: Agosto de 2012
Parece haber un consenso en la opinión popular, de los críticos y de la industria cinematográfica en decir que la mejor actriz viva se llama Meryl Streep. No por nada Meryl se ha convertido en la persona que más veces ha sido nominada en la historia de los Oscars en las categorías actorales, recibiendo 16 nominaciones en 33 años de carrera profesional. Por eso, muchos creían que los dos Oscars que había ganado antes de 2012 eran poco para todo lo que había hecho, y que una actriz de su talla merecía estar entre nombres como Katharine Hepburn (cuatro Oscars), Ingrid Bergman (tres Oscars) y Jack Nicholson (tres Oscars). Y así fue. Meryl Streep entró al codiciado panteón tras ganar su tercer Oscar por “The Iron Lady”. Pero fue un camino tortuoso. 

Año tras año, Meryl, aunque era una apuesta segura para ser nominada al Oscar, se convertía en perdedora. Desde 1983 no había subido al podio y era un momento que todos esperaban con ansias. ¿Por qué no había recibido Meryl su merecidísimo tercer Oscar? Primero, Meryl está constantemente produciendo buenas y excelentes actuaciones; siempre puede confiarse en que sorprenderá en el papel que haga. ¿Para qué, entonces, premiarla ahora si se puede premiar a alguna otra actriz que puede tener pocas posibilidades en el futuro? Siempre puede aplazarse el Oscar de Meryl, pensaban algunos.

Se le critica a Meryl también el hecho de no elegir muy buenos proyectos para trabajar. Desde 1986 cuando fue nominada por “Out of Africa”, no ha sido nominada por ninguna película que haya recibido también una nominación a Mejor Película (lo cual siempre es beneficioso). Y, en los últimos años, ha aparecido en películas con críticas regulares como “Mamma Mia!”, “Lions for Lambs” y “It’s Complicated”.

Meryl carga también con el peso de haber dado la que es considerada la mejor actuación femenina de todos los tiempos en “Sophie’s Choice”. Algunos podrían creer que tendría que superar su actuación en esa película para merecer ser galardonada de nuevo.

Cada año también ha tenido sus circunstancias particulares por las cuales Meryl no había ganado el tercer Oscar. fílmicas presenta la breve historia de Meryl Streep y los Oscars:

Después de haber hecho su debut cinematográfico un año atrás en la película “Julia”, Meryl Streep consiguió un pequeño pero importante papel en la superproducción de 1978 “The Deer Hunter”. Como una mujer dividida entre el amor por su prometido y la atracción por el mejor amigo de este, Meryl logró cautivar a los críticos y anunció su llegada a Hollywood. Ese año, Meryl, junto a Maggie Smith en “California Suite” y Maureen Stapleton en “Interiors” se dividieron la mayoría de los premios de los críticos llegando casi con el mismo favoritismo a los Oscars. Pero en la premiación, la más experimentada y ya ganadora Maggie Smith prevaleció.

Si 1978 vio la llegada de Meryl a Hollywood, fue en 1979 que logró establecerse como una de las actrices más importantes de su generación. Con tres papeles que lograron la aclamación de la crítica en “Kramer vs Kramer”, “Manhattan” y  “The Seduction of Joe Tynan”, Meryl recibió la gran mayoría de los premios de los grupos de críticos de ese año. El éxito con los críticos la puso como favorita para el Oscar, posición que se vio reforzada cuando “Kramer vs Kramer” fue la película con mayor número de nominaciones ese año y la eventual ganadora del Oscar a mejor película. Al final Meryl Streep ganó su primer Oscar con apenas su tercera película y segunda nominación.

Después de ganar su primer Oscar, Meryl estaba lista para empezar a hacer papeles de protagonista. En “The French Lieutenant’s Woman”, basada en la novela del mismo nombre, Meryl interpreta a una mujer abandonada por su esposo y rechazada por la sociedad en 1823 y también a la actriz que interpreta este papel en una película en 1980. Meryl de nuevo deslumbró a los críticos y recibió los premios a Mejor Actriz de los críticos de Los Angeles (LAFCA), de los Golden Globes y el BAFTA. Sin embargo, en los Oscars la ganadora fue la legendaria Katharine Hepburn, que en “A Golden Pond” hacía una de sus últimas apariciones en la pantalla y la industria entera se prestaba para darle su cuarto y ultimo Oscar.

En su cuarta nominación al Oscar en cinco años, Meryl Streep, con tan solo 33 años, ganó su segunda estatuilla, esta vez en la categoría de Mejor Actriz Principal, tras ganar todos los premios de la temporada excepto el BAFTA. Su actuación en “Sophie’s Choice” fue la noticia del momento: no solo hablaba tres idiomas distintos durante la película sino que los perfeccionaba con acentos y era capaz de expresar emociones a través de ellos. En el filme sobre el Holocausto tendría momentos calmados y escenas de intenso drama, en particular aquella en la que hace la “elección” que menciona el título. La actuación de Meryl en “Sophie’s Choice” se convertiría, por consenso, en la mejor actuación femenina de todos los tiempos y el estandarte por el cual se medirían todas las futuras actuaciones de Streep.

En su primera de cuatro colaboraciones con el director Mike Nichols, Meryl logró su quinta nominación al Oscar  (y se convirtió en la segunda actriz más joven en ser nominada cinco veces después de Bette Davis; pasaría a ser la tercera cuando llegara Kate Winslet). Su actuación como una mujer que investiga las acciones de los trabajadores de una planta de plutonio ha sido resaltada por ser realista y naturalista. El Oscar se lo llevaría Shirley MacLaine con su sexta nominación (llevaba cuatro décadas con nominaciones) por “Terms of Endearment”, la cual ganaría también como Mejor Película. MacLaine era vista como una actriz a la que se le debía el Oscar debido a su trayectoria. Tras ganar, no logró más nominaciones.

Fue un año sin consenso en la categoría de Mejor Actriz Principal. Cada uno de los cuatro grandes grupos de críticos (NSFC, LAFCA, NYFCC, NBR) le había dado el premio a una actriz distinta y, cuando “Out of Africa” entró como favorita a los Oscars con doce nominaciones, sería lógico que Meryl ganara junto con ella. Pero Meryl acababa de ganar hace cuatro años, tenía dos Oscars, era joven y tenía toda una carrera por delante, mientras que Geraldine Page (The Trip to Bountiful), quien se llevaría la estatuilla, había recolectado ya ocho nominaciones a los Oscars sin haber vencido una sola vez, y era ya una leyenda en el medio. Page moriría un año después.

Interpretando el papel de una vagabunda que se convierte en la única compañera de un borracho empedernido durante la Gran Depresión, Meryl, a pesar del poco éxito de “Ironweed” y de no recibir mayor reconocimiento durante la temporada de premios, logro su séptima nominación al Oscar. Pero la ganadora sería Cher, quien ya había demostrado su talento actoral y tenía una nominación previa al Oscar y el premio a Mejor Actriz en Cannes, y que con “Moonstruck” había cautivado a la crítica americana. En su discurso, Cher agradeció a Meryl los consejos que le dio cuando filmaron “Silkwood” años atrás.

Al igual que en 1986, en los premios de la crítica no hubo consenso en la categoría de Mejor Actriz Principal. Meryl logró la única nominación de “A Cry in the Dark”, un drama que fue un fracaso comercial sobre una madre australiana que pierde a su hija. Meryl se lució de nuevo con el acento pero la falta de apoyo a la película sumado a la fuerte competencia que tenía le impidió ganar. Jodie Foster, la sensación en ese momento en Hollywood, quien protagonizaba ese año “The Accused”, un filme sobre una violación que había sido un éxito en taquilla y representaba para ella el punto más alto de su carrera, se llevó la primera de dos estatuillas (la segunda llegaría dos años más tarde con “The Silence of the Lambs”).

“Postcards From The Edge” fue una de las primeras incursiones de Meryl en la comedia y una nueva oportunidad de trabajar con su gran amigo, el director Mike Nichols. Interpretado a una actriz que lucha contra su adicción a las drogas y su posesiva y famosa madre—esta película está basada en la autobiografía de la actriz Carrie Fisher—, Meryl recibió elogios por su giro hacia la comedia aunque la película no tuvo un muy buen recibimiento. La carrera por el Oscar vio cómo Anjelica Houston (The Grifters)  ganó la mayoría de los premios de la crítica, pero fue Kathy Bates por su aterrorizante papel en “Misery” quien se alzó con el premio más importante.

Tras cinco años sin lograr una nominación (su período más largo hasta la fecha), Meryl actuó bajo la dirección de Clint Eastwood como la esposa italiana de un combatiente de guerra en “The Bridges of Madison County”. A pesar del éxito en taquilla y crítica de la cinta, su única nominación en los Oscars fue para Meryl y se repitió una situación similar a la de 1984 cuando MacLaine ganó, y que se repetiría en 2009 con la victoria de Kate Winslet: la actriz contra la que se enfrentaba Meryl era vista como alguien a quien se le debía un Oscar. Susan Sarandon logró su quinta nominación (todas como actriz principal) con “Dead Man Walking” y se llevó el galardón.

La historia de un ama de casa perfecta que ve cómo su vida cambia al descubrir que tiene cáncer, “One True Thing” está considerada entre las actuaciones más débiles de Meryl Streep que le valieron una nominación al Oscar. En un año en el que Cate Blanchet (Elizabeth), Emily Watson (Hilary and Jackie) y Fernanda Montenegro (Central Station) se dividieron los premios de la crítica, la nominación de Meryl se atribuye más a su reconocido nombre que a su trabajo en esta película.  En los Oscars, la fuerte campaña publicitaria por “Shakespeare in Love” les permitió no solo ganar el premio a Mejor Película sino también el Oscar para la joven Gwyneth Paltrow.

La decimosegunda nominación de Meryl por “Music of the Heart” la puso a la altura de los grandes. Meryl se convirtió en la actriz más nominada de la historia en las categorías actorales junto a Jack Nicholson y Katharine Hepburn. Para muchos, con esta nominación y la del año anterior, Meryl se convirtió en la “nominada por defecto”, pues se considera una actuación débil en una cinta poco querida por la crítica. En últimas, la carrera estuvo entre Hilary Swank (Boys Don’t Cry) y la favorita Annette Bening (American Beauty), pero la primera ganó con su papel de mujer transexual.

Con “Adaptation.”, Meryl Streep recibiría su decimotercera nominación al Oscar—la primera en la categoría de actriz de reparto desde 1980—convirtiéndose en la actriz con más nominaciones en la historia. Después de participar en varias películas mediocres a finales de los 90s y de recibir dos nominaciones al Oscar que para muchos no merecía, su papel en “Adaptation.” revivió el interés en la carrera de Meryl y le volvería a dar el amor de la crítica y el público. A pesar de ser la favorita y de recibir varios premios de los críticos, la actuación de Meryl se vio opacada por la vistosidad desplegada por Catherine Zeta-Jones en “Chicago”, quien también se vio beneficiada por el hecho de que su filme terminara ganando el Oscar a Mejor Película.

En el papel de la abusiva y atemorizante editora de la revista Vogue Miranda Priestly, Meryl consiguió la que para muchos es una de las mejores actuaciones de su carrera, llegando a una nueva generación que desconocía muchos de sus trabajos más importantes. Sin embargo, fue Helen Mirren con su interpretación de la reina Isabel II en “The Queen” quien se llevó absolutamente todos los premios de la temporada previo a los Oscars (y el Oscar), algo que no ocurría en esta categoría desde que la propia Meryl lo hiciera con “Sophie’s Choice”.

Desde temprano en la temporada de premios, se sabía que este sería el año de Kate Winslet. Su sexta nominación al Oscar llegaría indudablemente ese año, pero la pregunta era por cuál película. En “Revolutionary Road”, Winslet volvía a unirse a DiCaprio después del éxito monumental de “Titanic”, y participaba en la categoría de Mejor Actriz Principal. En “The Reader” la cosa era más complicada. Su papel de la alemana Hanna Schimtz fue premiado por algunos grupos como principal y en otros, la mayoría, como de reparto. Meryl Streep estaba ese año personificando a una monja estricta en la adaptación de la obra de teatro “Doubt”, y se pensaba que, en caso de ser Winslet nominada por “The Reader” (en reparto), el Oscar en la categoría principal sería de Meryl. Esta confusión de categoría terminó tristemente para Meryl la mañana de las nominaciones al Oscar cuando se anunció que Winslet había sido nominada por “The Reader” en la categoría principal. El Oscar era de ella.

Cuando todavía estaba en la campaña por el Oscar en 2009, el anuncio de que Meryl interpretaría a la famosa chef Julia Child en la película “Julie & Julia” dirigida por su gran amiga Nora Ephron la puso como la gran favorita para los Oscars del año siguiente.  Con el inicio de la campaña de 2010, el favoritismo de Meryl se vio robustecido al recibir varios premios de la crítica. Sin embargo, poco a poco el nombre de Sandra Bullock en “The Blind Side” empezó a escucharse dentro de los medios especializados y la industria. A pesar que la interpretación de Sandra estaba, para muchos, por debajo de la de Meryl y de las de otras actrices ese año, en la industria se le veía como una actriz querida y reconocida por el público, que por fin había logrado una actuación lo suficientemente decente como para ser recompensada con un Oscar. Mientras “Julie & Julia” recibió solo una nominación a los Oscars, la de Bullock fue nominada a Mejor Película, algo que siempre es beneficioso en la carrera por el Oscar.

Parecía imposible. Una generación de seguidores de los Oscars jamás habían visto en vivo a Meryl Streep ganar un Oscar, y eran tantas las veces que había perdido que algunos pensaban que volvería al podio cuando le otorgaran un premio honorífico. La temporada de premios comenzó con una clara favorita. Viola Davis, una previa nominada, era la protagonista de “The Help”, una película sobre el racismo en Estados Unidos en los años 60s que se había convertido en un fenómeno de taquilla en agosto. Meryl Streep, por su parte, interpretaría a la ex-Primera Ministra británica Margaret Thatcher en el filme biográfico “The Iron Lady”, y muchos vaticinaban que sería lo más cerca que podría estar al Oscar desde hace años, con un papel de ese calibre y un personaje tan polémico, pero había dudas respecto a la calidad de la película. Los precursores al Oscar fueron divididos entre Viola y Meryl, y entrada la ceremonia el interrogante más grande era si Viola se convertiría en la segunda afroamericana en ganar el Oscar a Mejor Actriz, o si Meryl se llevaría su tercero. Colin Firth anunció el histórico momento que fue recibido con gritos, aplausos y una ovación de pie, y Meryl dio el discurso más memorable de la noche.

About these ads

7 Respuestas a “Meryl Streep y los Oscars: Una larga historia

  1. Fantástico reportaje, enhorabuena!!!
    Quizás sea Meryl la actriz viva más importante, la mejor. No he visto todas sus películas pero es una actriz que siempre raya a gran altura tanto en drama como en comedia… y eso no es nada fácil.
    Yo creo que el problema estriba en que recibió sus 2 oscars demasiado temprano. No la he visto en “La decisión de Sophie”, pero sí he leído comentarios de que cuanto menos Jessica Lange estaba igual de bien en “Frances” (fantástica interpretación), que ganó por contra su oscar ese año por “Tootsie”. Quizás aquel hecho ha marcado todas sus “derrotas” posteriores.
    De lo que he visto me gustó mucho en “Silkwood” (aunque por debajo del nivel de MacLaine y Debra Winger ese año), “Memorias de África”, “Los puentes de Madison” e incluso “Postales desde el filo”. Creo que es una actriz que no enamora de primeras sino que con su trabajo va calando poco a poco en el espectador durante toda la película y sin necesidad de grandes artificios, sólo con su trabajo. Y es más, me encantó en “La duda”, una interpretación perfecta que bien podía haberla valido el oscar.
    Es cierto que su 3er oscar se le resiste por un cúmulo de mala suerte, pero también es cierto que posee alguna nominación de relleno y una de ellas para mí es la de “El diablo viste de Prada” (lo flojo del guión no ayudaba, es verdad). Pero se habla de todo ello con demasiada ligereza cuando hay fantásticas actrices como Glenn Close, Annette Bening o Julianne Moore que llevan años a las puertas de la gloria y en el caso de la primera la cosa clama al cielo sólo de recordar su personaje en “Las amistades peligrosas”. Así que no nos rasguemos tanto las vestiduras porque TODOS sabemos que acabará cayendo.
    Este año tampoco lo tiene fácil. Pronostico que la cosa estará entre ella y Michelle Williams pero una cosa es cierto: Meryl Streep es una cosa rara entre las actrices de su generación, la única que tiene todo para ganar un oscar (calidad, perseverancia y simpatía).

  2. Amo a Meryl Streep, es la muestra que ser una buena actriz no tiene que ir de la mano con el reconocimiento que otorga una estatuilla como los oscar, es que ella es de las pocas artistas que tiene Globos, Bafta, Tony, emmy, Grammy, osos de plata… lo ha conquistado todo. Yo espero con ansias ver The Iron Lady. Mas que por su nominación al Oscar, por ver una vez más la calidad de la mejor actriz que tiene Hollywood en su seno.

  3. no creo que se merezca el oscar solo por la cantidad de veces que no se lo han dado, sino porque esta interpretación de Margaret Tatcher es magistral… fui a ver la peli, me parecio espantosa, creo que fallaron en la manera de contarla y desaprovecharon la vida de alguien que daba para mucha cinta, sin embargo no puede dejar de impresionarme con esta mujer… hace poco pude ver kramer vs kramer y Sophie’s choice y por esta ultima me quede atónito…. ojala lo gane…. ya lo dijo la legendaria Bette Davis: “esta chica es mi sucesora”.

  4. Meryl es Meryl y lo demás es Kate Winslet, cate Blanchet y algo para Judy Dench…lo demás ya saben…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s