La Recta Final: Actor Principal

Siga aquí la serie de La Recta Final

Dos superestrellas del cine estadounidense, un respetado actor británico y dos recién llegados desde Francia y México son los cinco actores que compiten por el Oscar en la categoría de Mejor Actor Principal. Una de las categorías que mas ha cambiado durante la temporada de premios aunque llegando a la recta final parece tener ya un claro ganador. 

Sólo tres actores tenían asegurados desde el principio sus lugares—Brad Pitt, George Clooney y Jean Dujardin—en la lista de nominados y el Oscar se lo llevará uno de los tres. Pero había otra cantidad de actores luchando por las últimas dos casillas. Quizás quien estaba en mejor posición era Leonardo DiCaprio, un favorito de la Academia (tres nominaciones) que había logrado nominaciones en varios precursores con su papel en “J. Edgar”; Michael Fassbender (Shame), Michael Shannon (Take Shelter) y Woody Harrelson (Rampart) eran nombres que también podían haber estado entre los cincos. Pero fueron Gary Oldman y Demián Bichir quienes se quedaron con los puestos, el primero rompiendo una maldición de décadas y el segundo echando al traste las estadísticas que lo dejaban por fuera.

Gary Oldman (Tinker Tailor Soldier Spy) es considerado por muchos uno de los actores más importantes de su generación, y durante la temporada varios actores lo citaron como su inspiración (entre ellos Michael Fassbender). Sin embargo, la suerte no había estado de su lado y, a pesar de papeles en filmes como “Leon: The Professional” y “Sid and Nancy” no recibió ni una sola nominación a los Oscars. Este año, su destino parecía ser igual, previo a los Oscars solo logró nominación a los BAFTA. Sin embargo, su maldición parece haberse roto tal como sucedió con otros veteranos como Mickey Rourke y Christopher Plummer, que recibieron su primera nominación tarde en sus carreras, recibiendo un impulso y nuevos proyectos.

Demián Bichir (A Better Life), por su parte, era poco conocido en Hollywood (su último rol de alto perfil fue como Fidel Castro en “Che”, un filme olvidado rápidamente). Por eso fue sorprendente su nominación a los SAG (sindicato de actores), el único signo que vaticinó su nominación a los Oscars, confirmando a los SAG como los mejores indicadores de las categorías actorales en los premios de la Academia. Se cree que gran parte del éxito de Bichir tuvo que ver con una buena campaña promocionándolo: su película “A Better Life” fue el primer screener (DVDs que se envían a todos los miembros de la Academia para que consideren la película en el momento de votar) enviado, asegurando que muchos vieran el largometraje y empezaran a hablar de la actuación del mexicano.

Aunque Brad Pitt (Moneyball) se perfilaba como el rival a vencer junto con Clooney, y consiguió nominaciones en todos los precursores importantes (Critics Choice Awards, SAG, BAFTA, Golden Globes), su actuación se perdió entre el buzz generado por los otros dos nominados y no ganó ninguno de estos premios (pero sí había ganado varios premios de la crítica por sus interpretaciones en “Moneyball” y “The Tree of Life”).

El Oscar está entre Clooney y Dujardin. George Clooney (The Descendants) era el favorito desde temprano en la temporada: después de todo, es uno de los actores—si no el más—representativos de Hollywood actualmente y su anterior y única victoria en los Oscars había sido en un papel de reparto (Syriana). “The Descendants”, donde interpreta a un padre de familia que debe lidiar con un accidente que deja en coma a su esposa, se había convertido en una favorita para luchar por el Oscar a Mejor Película y en otras categorías más. Sin embargo, con el advenimiento de los premios de la industria (sindicatos de directores, actores, etc.) el panorama se empezó a esclarecer y “The Descendants” no era tan amada como se pensaba, pues ganó poco y no la nominaron a tanto como era predicho (su actriz de reparto Shailene Woodley, por ejemplo, era considerada una apuesta segura en los Oscars).

Aún así, Clooney no decepcionaba. Había conquistado varios premios de la crítica y se alzó con el Golden Globe a Mejor Actor en una Película – Drama. Pero el otro ganador esa noche, Jean Dujardin (The Artist), estaba apenas empezando su camino de gloria que muy probablemente lo llevará a alzarse con el Oscar este 26 de febrero. Dujardin, como era esperado, venció en la categoría de Mejor Actor en una Película – Comedia o Musical por su papel en “The Artist”, la gran favorita de la temporada de premios que tiene asegurados varios Oscars. Dujardin, quien se llevó el premio a Mejor Actor a comienzos de 2011 en Cannes, ganó en los premios del Sindicato de Actores (SAG) y coronó venciendo a Clooney de nuevo en los BAFTA (Academia Británica). La única persona en la historia que ha perdido el Oscar tras ganar el Golden Globe, el SAG y el BAFTA, fue Rusell Crowe en 2002 por “A Beautiful Mind”, pero eso estuvo asociado con controversias en la vida personal de Crowe en el momento que dañaron su imagen (además que un año atrás había ganado por “Gladiator”).

Dujardin está en su punto cumbre en el momento perfecto. Su carisma y su inglés afrancesado ha encantado a Hollywood y ha sido invitado a participar en Saturday Night Live, entrevistado por Jay Leno y protagonista de un video viral de Funnyordie. Los Golden Globes no revelaron mucho sobre el destino de la categoría (después de todo, estaban divididos en Drama y Comedia). La clave está en el SAG: la asociación de actores norteamericanos (que nunca le ha dado un premio individual a Clooney, por lo que se pensaba que este sería su año) eligió al francés.

A pesar de esto, nada está escrito. El carisma, la campaña y los contactos de Clooney pueden tener un peso considerable: después de todo, el actor ganó su Oscar con tan solo un precursor (un Golden Globe) y los miembros de la Academia que gustan de “The Descendants” podrían ver en esta categoría la única forma de premiar al filme (“The Artist” es la favorita en muchas otras categorías y “The Descendants” solo tiene posibilidades reales aquí y en Mejor Guión Adaptado, donde le pisa los talones a “Moneyball”).

Dujardin, por su parte, está en la favorita, tiene un buzz inmenso y podría repetir en parte lo que en el pasado lograron Marion Cotillard y Robert Benigni, quienes por sus papeles en “La Vie en Rose” y “La Vida es Bella” ganaron el Golden Globe y el BAFTA, y el SAG y el BAFTA, respectivamente, y terminaron ganando el Oscar a pesar de ser nuevos actores extranjeros, conquistando a Hollywood en sus respectivos años.

Va a ganar: Jean Dujardin (The Artist)
Podría ganar: George Clooney (The Descendants)

About these ads

2 Respuestas a “La Recta Final: Actor Principal

  1. Debe ganar Jean Dujardin sin discusión. Si hay sorpresa, que sea para Oldman. Incluso Bichir está mejor que Clooney, al que considero el peor de los cinco a pesar de ser una buena interpretación. Brad Pitt está muy natural, pero no veo ese papel como para un Oscar. Dujardin es el mejor este año y ojalá esta pronosticada victoria sea cierta el día 26.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s