La Carrera: Película

The King's Speech gana en 2011 el Oscar a Mejor Película

Ser nominada a Mejor Película en los Oscars® es una mezcla de todo. Se requiere timing (generalmente tienen más chance las películas que son lanzadas al final del año), buzz (hay que lograr que la gente hable sobre la película, que le interesa verla), y una buena campaña (avisos en las principales revistas y blogs, vallas en Hollywood y otros sitios pidiendo a los votantes de la Academia que consideren a la película).

El proceso es el siguiente: la Academia (AMPAS) manda a principios de año a todos sus miembros un formulario para que voten por las películas que creen deben ser nominadas en las distintas categorías, los miembros de cada una de las ramas de la Academia votan por sus respectivas categorías (actores votan en las categorías actorales, los maquilladores votan en Mejor Maquillaje, etc.) y todos los miembros de la Academia votan para elegir las películas que serán nominadas en la categoría principal Mejor Película.

Durante gran parte de sus historia las reglas de la Academia estipularon que el número de películas nominadas sería 5, pero hace dos años estas reglas cambiaron y el número de nominadas se amplió a 10. Para este año la Academia decidió que no habrá un número fijo de películas nominadas: puede haber desde un mínimo de 5 hasta un máximo de 10.

A grandes rasgos, los votantes de la Academia deben escribir en el formulario que se les envía sus 5 películas favoritas del año en orden de preferencia. Las películas que obtengan un 5% de votos en primer lugar (aprox. 300 votos si votan todos los miembros de AMPAS) quedan automáticamente nominadas. Por eso, no basta con ser una película que guste y que la gente ponga en cuarto o quinto puesto. Hay que hacerse amar.

Cuando la Academia hizo el anuncio del cambio de reglas, dijo que, de haber sido ese el funcionamiento en los últimos 10 años, hubiera habido años de 6, 7, 8 y 9 nominados, pero nunca de 5 o 10.

Creemos que el próximo año será de 7 nominadas, pero podría fácilmente ser de 6 u 8. Las siguientes son nuestras predicciones en orden de probabilidad y las razones por las que estas son las más opcionadas para llevarse una nominación a Mejor Película:

Mejor Película (Best Picture):

1. The Artist:

“Un filme francés mudo y en blanco y negro en tono de comedia” no es, a primera vista, una premisa que pueda interesarle a los miembros de AMPAS. Después de todo, a través de los años han demostrado sus preferencias por los dramas biográficos, los filmes que los hagan llorar, las películas de guerra y los grandes presupuestos.

Pero “The Artist” no puede estar en una mejor posición en este momento para ganarse un Oscar®. The Weinstein Company, la compañía que desarrolla las campañas más agresivas para que sus películas ganen Oscars® (el año pasado lo lograron con The King’s Speech), aseguró la distribución de “The Artist” para Estados Unidos. Nadie ha dejado de hablar de ella desde su estreno en Cannes, donde ganó el premio a Mejor Actor (Jean Dujardin) y se ganó los corazones de la crítica y la audiencia por remembrar los años dorados de Hollywood, cuando tenían clase y no le daban premios a Sandra Bullock.

Ha recorrido múltiples festivales alrededor del mundo y en la mayoría se ha llevado los Premios del Público. Hasta el perro que aparece en ella ganó el “Palm Dog Award” en Cannes. Con todo a su favor, falta solo que su estreno en Estados Unidos sea un éxito para que “The Artist” se convierta en la apuesta más segura en los próximos Oscars® y haga historia como la primera película muda en ganar después de 84 años.

2. The Descendants

La más reciente película del ganador del Oscar® Alexander Payne, The Descendants es una película sobre las relaciones de familia que abarca tanto el género dramático como la comedia. Esta película sorprendió a muchos críticos cuando fue estrenada por primera vez en el festival de Telluride, en donde todos llegaron a la conclusión que llega al corazón, con un guión muy bien escrito y una excelente actuación de su protagonista George Clooney.

A favor tiene el peso de su director (Sideways, About Schmidt) y el peso de su protagonista: el peso como estrella y el peso físico, pues Clooney aumentó varios kilos para el papel y perder el glamour es algo que la Academia siempre ha valorado.  En contra tiene el hecho que la Academia suele preferir películas más dramáticas.

3. War Horse

Desde que se anunció la producción de esta película hace más de un año, se convirtió en la gran favorita para los Oscars®. Está basada en un best-seller de la literatura juvenil recientemente adaptado al teatro convirtiéndose en una de las obras más exitosas actualmente.

Tener a Steven Spielberg en la dirección con las mayoría de sus colaboradores habituales (Michael Kahn en la edición, Janusz Kamiński en la fotografía y John Williams haciendo la música) hace que esta película sea la favorita para conseguir el mayor número de nominaciones en las categorías técnicas, algo que siempre ayuda a la hora de aspirar a la categoría principal.

Sin embargo, War Horse apenas empieza a ser vista por el público en funciones privadas y hasta que llegue el momento en que la crítica la vea, y en que sea lanzada (en diciembre), no se sabrá a ciencia cierta si el favoritismo que tiene en el papel se traduzca en nominaciones verdaderas.

4. Extremely Loud and Incredibly Close

“Extremely Loud…” es otra de las películas que desde que fue anunciada ha mantenido el rótulo de favorita al Oscar®, teniendo en cuenta que su director Stephen Daldry ha sido nominado por las únicas tres películas que ha dirigido en su carrera (Billy Elliot, The Hours, The Reader) y que su reparto incluye a pasados ganadores como Tom Hanks y Sandra Bullock además de actores de la talla de Viola Davis, John Goodman y Max von Sydow.

La novela en la que se basa esta película es considerada una de las que mejor aborda los efectos emocionales sufridos por las familias de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre. En contra tiene el hecho de ser protagonizada por un niño (algo que no es muy valorado por la Academia) y que, según las pocas personas que la han visto, puede llegar a ser muy melodramática.

Sin embargo al igual que con War Horse, esta película todavía no ha sido vista por la mayoría de los críticos ni por el público, así que su estatus teórico como favorita se mantiene por ahora.

5. The Girl With the Dragon Tattoo

La adaptación estadounidense del libro sueco de los mil nombres (Millenium 1, Los Hombres Que No Amaban Las Mujeres, La Chica con el Tatuaje del Dragón) que fue un éxito a nivel mundial es una de las películas más esperadas del año. Está respaldada por la dirección de David Fincher, que ha estado cerca a coronar a sus películas The Curious Case of Benjamin Button y The Social Network como las mejores de sus respectivos años, y es muy probable que logre nominaciones en las categorías técnicas (la música, por ejemplo, la hacen los ganadores del Oscar® Trent Reznor y Atticus Ross).

En su contra tiene que ya fue vista por muchos la adaptación sueca del libro en la pantalla grande, por lo que ambas serán comparadas, y que es un thriller con una protagonista nada convencional, por lo que puede no conectar con los miembros no tan jóvenes de la Academia. Sin embargo, seguramente se convertirá en EL fenómeno cultural, como lo hizo Black Swan este año.

6. The Help

Una de las películas más taquilleras del año, The Help se convirtió en favorita solo después de haber sido estrenada, sorprendiendo a muchos de los críticos que la han encontrado encantadora, entretenida y sobre todo bien hecha. A su favor tiene la extraordinaria taquilla que ha conseguido, las buenas críticas que ha recibido (sobre todo para sus dos protagonistas Viola Davis y Octavia Spencer) y el hecho de que tenga un reparto de numerosas actrices, lo cual siempre es bueno para conseguir votos dentro de la rama actoral de la Academia.

Por otro lado, su director Tate Taylor es desconocido en Hollywood, lo cual puede ser negativo a la hora de conseguir votos en la Academia. Además, una película sobre la lucha por los derechos civiles en un Estados Unidos gobernado por Obama no parece ser lo suficientemente atrevida para ser elegida como la mejor película del año.

7. Midnight in Paris

La más reciente película de Woody Allen se convirtió en una de las cintas con mejores críticas del año y en la película más taquillera de la prolífica carrera del director. La Academia ama a Woody, eso lo dicen las 21 nominaciones y tres premios que le han dado. Sin embargo, en los últimos años sus películas han sido ignoradas incluso por la rama de escritores de la Academia, que es la que más nominaciones la ha dado.

Midnight in Paris se muestra como una nueva oportunidad de la Academia para reconocer a uno de sus directores favoritos y darle la nominación a Mejor Película que desde hace dos décadas no recibe. En su contra tiene el hecho de haber sido estrenada en mayo: lentamente se ha dejado de hablar de ella como favorita, por lo que va a necesitar una fuerte campaña.

Otras posibles:

8. Martha Marcy May Marlene: Un drama psicológico que puede convertirse en una de las películas indie del año (como Winter’s Bone el año pasado), pero que requerirá una campaña fuerte para mantenerse en la boca de todos. Desde su estreno en Sundance, donde ganó el premio a Mejor Director, ha amasado una gran cantidad de críticas positivas, pero requerirá que los votantes de AMPAS se apasionen por ella para lograrlo en esta categoría.

9. Moneyball: Antes de su estreno en Estados Unidos, muchos creían que sería una de las principales películas en competencia en los Oscars®. Después de todo, era una película con tema deportivo (The Fighter, The Blind Side), escrita por el ganador del Oscar® Aaron Sorkin (The Social Network) y con una actuación de Brad Pitt que algunos calificaron como la mejor de su vida. Sin embargo, no logró el éxito esperado con la ni el impacto esperado en la crítica que, aunque le dieron muy buenas calificaciones (por lo que sigue en competencia), rápidamente se olvidaron de ella.

10. The Adventures of Tintin: Steven Spielberg hizo dos películas familiares este año: War Horse y Tintín. Aunque parece que la primera, por ser un drama de guerra que apela a los sentimientos, será más favorecida por AMPAS, Tintín podría sin dificultad inmiscuirse en la lista de los nominados a Mejor Película. La aventura animada que lograron realizar Spielberg y Peter Jackson ya fue estrenada en Europa y recibió en general muy buenas críticas. En los últimos dos años se han reservado en esta categoría puestos para películas animadas (Toy Story 3, Up) y para blockbusters (películas gigantescas, eventos culturales, recaudadoras de dinero y con buenas críticas, como Avatar o Inception). Sin mucho de donde escoger en cuanto a las animadas (Cars 2 fue una decepción) y los blockbusters (Harry Potter ha brillado por su ausencia en la historia de los Oscars®), Tintín podría entrar a la carrera.

Longshots: 

Aún faltan unos meses para que se anuncien las nominaciones a los Oscars® y mucho puede cambiar. Los longshots son las películas que no tienen mucha probabilidad en este momento, pero que con un golpe de suerte podrían entrar al top 10.

 

  • El director de Up in the Air y Juno, y la escritora ganadora del Oscar® de Juno, unieron fuerzas de nuevo para la dramedia (drama y comedia) Young Adult, protagonizada por la ganadora del Oscar® Charlize Theron. Muy pocos la han visto y poco se puede decir del resultado final.
  • The Tree of Life, la épica ganadora de la Palma de Oro en Cannes, del director Terrence Mallick, no parece tener muchas posibilidades con una Academia que prefiere lo convencional, pero si un grupo dentro de la Academia la ama con pasión, podría entrar en la carrera.
  • En años recientes, Clint Eastwood ha sido ignorado por la Academia (Hereafter, Invictus, Gran Torino, Changeling) y este año no parece ser la excepción. Aunque mucho se ha hablado de J. Edgar, la biografía de un polémico ex-director del FBI protagonizada por DiCaprio, las primeras personas que la han visto le auguran poca suerte y dicen que se acerca más al Eastwood de Hereafter que al de Letters From Iwo Jima, es decir, un mal Eastwood.
  • Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 2 tiene a su favor ser la última película de una saga que ha sido injustamente ignorada en la historia de la Academia, y ser además una de las películas con mejores críticas, y la más taquillera, del año. No le conviene haber sido lanzada temprano en el año, pero con una buena campaña de Warner Bros., podría encontrar su lugar.
  • La historia de espías protagonizada por Gary Oldman, Tinker Tailor Soldier Spy, parece ser la apuesta británica del año. Y, si algo han demostrado los votantes británicos de la Academia, es que suenan duro si se juntan. El apoyo del “bloque británico” fue el que logró que Atonement fuera nominada a Mejor Película en 2008, y podría suceder lo mismo con Tinker Tailor Soldier Spy.
  • Shame, del aclamado director Steve McQueen, podría ser la gran sorpresa de la temporada, pero su tema de adicción sexual, sumado a escenas explícitas que el director no quiso censurar para el público estadounidense, juega en su contra.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s