El año de los animales

Siga el especial de Lo Mejor de 2011

En 2011 hubo una explosión de animales en el cine. No sólo fueron figuras secundarias, algunos fueron fundamentales para sus historias y otros llegaron incluso a darles nombre a los títulos de sus películas. Esta es la lista de los cinco grupos de animales que nos permiten decir que este fue un año de animales:

5. Matt Damon terminó un año salvaje comprando un zoológico entero para salvarlo de la extinción en “We Bought a Zoo”. Osos, camellos, tigres, serpientes, zorros, avestruces, peces, leones, águilas son algunos los animales que aparecen, en medio de rumores desmentidos sobre maltrato animal, en la película de Cameron Crowe.

4. El cine colombiano no se quedó atrás y coqueteó con el uso de animales, pero sus apariciones no pasaron de ser cortas, aunque significativas. Algo debe reconocérsele a las películas colombianas: escogieron los animales más originales de toda la lista. Mientras el peligro de las minas en el suelo era advertido por la explosión de una marrana que corre en el campo en “Los Colores de la Montaña”, en la película de terror “El Páramo” es un buitre el que acecha a los militares, como una aparición casi sobrenatural.

3. Los simios volvieron menos humanos que nunca en “Rise of the Planet of the Apes”, la precuela de las películas de “El Planeta de los Simios”. Aunque los simios, que van volviéndose más inteligentes y más astutos durante el filme, son hechos por computador, es tan bueno el trabajo de efectos visuales que a veces parece que estuviéramos viendo a primates entrenados para volverse locos. La participación de los simios, encabezada por Caesar (interpretado por Andy Serkis), es coronada con una de las líneas inolvidables del año (quienes la hayan visto, sabrán de qué hablamos).

Pero también hubo simios reales, y uno de ellos fue el chimpancé que protagoniza “Project Nim”, un documental sobre un experimento en el que un simio fue criado como si fuera un humano.

2. El mejor amigo del hombre (y la mujer) fue protagonista este año, al punto que en el festival de Cannes el Palm Dog Award (Palma de Perro), el premio que se da a las mejores interpretaciones caninas, el premio y el segundo lugar fueron otorgados a dos perros de muy alto nivel. El premio especial del jurado (segundo lugar) se lo llevó la película finlandesa “Le Havre” por la interpretación de su perrita Laika. Dicen que por plata baila el perro, pero este año en la comedia musical muda “The Artist”, de Francia, el perrito Uggie encarnó esa frase. El terrier Jack Russell, ganador de la Palma de Perro, es el objeto de entretención en el Hollywood de los años 30s y le ayuda a su amo a sobrevivir dando espectáculos.

Pero Uggie no es el único Jack Russell que cautivó este año a las audiencias. Cosmo, el perro de Ewan McGregor en “Beginners” se destacó por ser el único perro del año que habla—así sea con subtítulos—. Otros perros, como la perrita que Charlize Theron lleva en su bolso en “Young Adult” o el perro de carrera retirado Skeletor, que le hace compañía a Joseph Gordon-Levitt mientras lidia con su cáncer en “50/50”, hicieron honor a sus títulos como compañeros fieles de los humanos. Fue un 2011 canino, y de no ser por el animal en el #1, este sería fácilmente el año de los perros.

1. Los caballos se convirtieron en las musas de grandes directores del cine mundial. Spielberg realizó una oda de más de dos horas a elogiar las habilidades y capacidades de Joey, el caballo de guerra de “War Horse” que fue en realidad interpretado por múltiples caballos en el set. El reconocido auteur húngaro Béla Tarr, por su parte, anunció su retiro del mundo cinematográfico con “The Turin Horse”, la cual empieza con una hermosa secuencia de cinco minutos siguiendo al débil y viejo caballo que desató la locura de Nietzsche.

Estos dos caballos de alto perfil, dándole títulos a sus respectivas películas, están acompañados en el cuadro de honor equino de 2011 por los caballos que ven el apocalipsis acechándolos en el filme danés “Melancholia”, de Lars von Trier, el caballo blanco débil y atado que la protagonista de la británica “Fish Tank” trata de rescatar, y el caballo que, al ser montado por el protagonista de la película española “El Baile de la Victoria”, lo convierte, a pesar de sus ropas viejas y su suciedad, en todo un galán (aunque estos últimos dos caballos son de 2009, llegaron a las pantallas de cine colombianas este año).

Los animales se tomaron el cine, y esto sin contar todos los que son protagonistas en el cine animado. Este fue, definitivamente, un año salvaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s