La Recta Final: Todo inicia

La Recta Final seguirá de cerca la carrera por el Oscar tras conocerse los nominados.

Una vez anunciadas las nominaciones a los Oscars 2012, la temporada de premios del cine estadounidense llega a un punto de inflexión, el número de contendientes ha sido reducido y las campañas cambiarán sus estrategias. Los premios de los críticos son cosa del pasado y ahora serán los premios de los distintos sindicatos y asociaciones de la industria cinematográfica los que aclaren el panorama en muchas categorías. Y mientras algunos se conformarán con solo la nominación al Oscar, otros lucharán hasta el último momento por llevarse a casa la estatuilla. Es así que, con una gran cantidad de sorpresas, empieza la recta final de la carrera por los Oscar.

Al final fueron nueve: Después de varios meses de especulación sobre el número de películas que serían nominadas, resultaron ser nueve películas las elegidas para competir por el Oscar a Mejor Película, un número bastante alto teniendo en cuenta que la mayoría de personas—incluyéndonos— pronosticaban solo entre 6 o 7 películas, 8 como máximo.

El número de películas nominadas podía oscilar entre 5 y 10. El requisito para que una película pudiera optar por una nominación a Mejor Película era que recibiera por lo menos un 5% de primeros lugares en los votos de los miembros de la Academia. Por eso, el voto pasional cobró importancia: a una película le bastaba con tener entre 250 y 300 votos en primer lugar (los votantes el año pasado fueron 5500) para lograr la nominación.

Es lo que sucedió con “The Tree of Life”, una película muy divisiva que no logró el impacto que algunos esperaban en la temporada de premios de la industria, aunque sí con la crítica, posicionándose como el filme con más primeros lugares en las listas de lo mejor de 2011 de los críticos de todo el mundo. Se pensaba que su lenguaje no convencional no convencería a la Academia, y es indudable que no convenció a una parte; pero la facción de la Academia que más está en consonancia con la crítica se vio representada el martes cuando se anunció que la ganadora de Cannes estaba nominada a Mejor Película, acompañada de nominaciones a su director (Terrence Malick) y a su director de fotografía (Emmanuel Lubezki). Podría concluirse, entonces, que fue la rama de directores la que más impulso le dio a “The Tree of Life” (la película ha ganado durante toda la temporada premios por su fotografía), los mismos directores que en el pasado han valorado trabajos novedosos y diferentes que no han sido favorecidos por el resto de la Academia, como cuando hace diez años David Lynch recibió la única nominación de “Mullholand Dr.”.

El voto pasional fue también el que logró que “Extremely Loud and Incredibly Close”, una película por la que nadie daba un peso en las nominaciones, apareciera sorpresivamente en la lista de nominados a Mejor Película, acompañada únicamente de una nominación a Actor de Reparto (Max von Sydow). Es el filme que peores críticas tiene entre todos los nominados de la última década, pero la campaña que hizo su productor Scott Rudin para hacerlo notorio en la temporada de premios fue efectiva, y logró conseguir los votos que necesitaba, aunque nadie entiende cómo: ¿convenció uno por uno a doscientos votantes? ¿o el impacto emocional que la película ha tenido sobre algunos espectadores fue suficiente?

¿Era necesario el cambio de reglamento?: Una de las críticas que se le ha hecho a la Academia es que sus elecciones no coinciden con los gustos de las audiencias, aún si las películas son bien recibidas por la crítica. “Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 2” fue uno de los filmes mejor criticados del año y no logró la nominación a Mejor Película por la que Warner Bros. hizo tanta campaña.

En 2009 había cinco películas nominadas en la categoría principal y “The Dark Knight”, un filme que había logrado un impacto gigante en taquilla y que había sido muy bien recibido por la crítica, se escapó de una nominación a favor de “The Reader”, de Stephen Daldry, la cual había recibido críticas mixtas y era vista por muchos como el vehículo hecho a la medida para que Kate Winslet recibiera su Oscar.

Tras las controversias públicas por la omisión de la película de Batman (siempre se ha acusado, con razón, a la Academia de tener un sesgo contra los filmes de superhéroes y las comedias), se decidió cambiar las reglas y tener diez nominados. Fue así que filmes adorados por la crítica como “A Serious Man”, de los hermanos Coen, o la pequeña “District 9”, que nunca hubieran tenido un chance en un año con cinco nominados, lograron sus menciones; pero también entró “The Blind Side” sorpresivamente, una película no tan bien recibida que para muchos sirvió como argumento de por qué el cambio a diez nominadas había hecho menos válido y “honroso” el calificativo de “nominada a Mejor Película”.

En 2011 el experimento continuó pero se anunció que para 2012 el número de nominadas variaría entre 5 y 10. El primer cambio de 5 a 10 nominados tenía como objetivo, según la interpretación de muchos, alinear el gusto de la Academia con el gusto del público (y nominar filmes como “Inception” al lado de los esperados usualmente). Este segundo cambio se aseguraría de que no aparecieran películas que no tuvieran mínimo un 5% de primeros lugares en las votaciones, es decir, en teoría, aseguraba que las películas nominadas fueran de calidad y que no se inmiscuyeran en la lista películas no tan buenas, para las que había un consenso de que gustaban, pero que no merecían el máximo honor de la Academia.

Ahora, con nueve películas nominadas, queda una pregunta, ¿si sirvió el cambio? Este año, la película más taquillera de las nueve fue “The Help”, y fue la única que sobrepasó la barrera de los 100 millones recaudados en la taquilla estadounidense, toda una marca de éxito para la industria. Por su parte, “Extremely Loud” (de Stephen Daldry, cuya película “The Reader” fue, irónicamente, la que impulsó todo este cambio de reglas), una película con muy malas críticas, también logró su lugar en la lista. Y “Harry Potter” se quedó por fuera. Este año prueba que el sistema no es infalible, que no se puede predecir que siempre habrá películas amadas por el público y películas buenas, pero no es una prueba definitiva, sobre todo cuando apenas van tres años desde que se implementó el cambio de las cinco nominadas.

Y, así hayan ingresado películas que muchos creen que no deberían estar cerca a una nominación a lo mejor del año, el sistema ha permitido que, junto a ellas, se nominen filmes como “The Tree of Life” y “Up”. La balanza se inclina para lados diferentes según cada quien, pero creemos que podrían darse unos años más de vida al sistema, quizás traiga sorpresas inesperadas en el futuro.

Una ignorada histórica: La lista de nominados estuvo llena de sorpresas, y aunque pocos esperaban que el mexicano Demián Bichir lograra llevar su única nominación al SAG hasta los Oscars por la pequeña “A Better Life”, o que Gary Oldman por fin recibiera su primera nominación por su papel sutil y poco vistoso en “Tinker Tailor Soldier Spy”, o que Albert Brooks sería ignorado por su personaje villano en “Drive” que le mereció nominaciones a los Golden Globes y los Critics Choice Awards, casi nadie creía que Tilda Swinton podría no aparecerse en la lista. La ignorada de la Academia hacia la ganadora del Oscar fue histórica: nunca antes un actor había estado por fuera de las nominaciones después de recibir menciones en los Critics Choice Awards, los Golden Globes, los SAG y los BAFTA durante la temporada. Tilda ganó incluso el premio de la National Board of Review (NBR) a Mejor Actriz.

Antes del gran impacto que tuvo en la temporada de premios, se creía que el hecho de aparecer en una pequeña película con pobre distribución que poco podría interesar a los votantes (y que aún menos sacarían tiempo para ver), y sin presupuesto para una campaña, la haría no estar en la lista de nominados. Pero su asombroso número de nominaciones y premios durante la temporada solo hizo que su omisión en los Oscars fuera más escandalosa, y que las predicciones de meses atrás se hicieran ciertas. Tilda es el ejemplo de que nada está escrito y que las estadísticas pueden cambiar en cualquier momento.

“Sí a la rotoscopia, no a la captura de movimiento”, dicen los animadores: Una de las grandes omisiones de estos Oscars es la de “The Adventures of Tintin” en la categoría de Mejor Película Animada. Y es que a pesar de ser una de las películas animadas con mejores críticas del año y de haber ganado varios precursores, incluso el del sindicato de productores (PGA Awards), se cree que la ya conocida aversión de la rama de animadores de la Academia hacia el motion-capture (captura de movimiento) fue el impedimento para que fuera nominada. Algunos creen que la captura de movimiento facilita el trabajo de los animadores haciendo que no tengan que trabajar cuadro por cuadro en los personajes. Se pensó incluso que “Tintin” no sería elegible para los Oscars, pues se había dicho antes que la captura de movimiento en sí no era una técnica de animación (ver apartado “Las reglas” en La Carrera: Película Animada). Pero el hecho de que se anunciara que sí podría recibir una nominación sólo hizo más escandaloso el hecho de que no lo hiciera. Ni siquiera los gigantescos nombres de Steven Spielberg y Peter Jackson la salvaron.

Por otro lado, por primera vez dos películas extranjeras lograron una nominación, la francesa “A Cat In Paris”, animada tradicionalmente, y la española “Chico & Rita”. Esta última se convierte en la primera película hecha utilizando la técnica de la rotoscopia (calcando fotografías cuadro a cuadro que usan actores reales y cambiando ciertos elementos) en recibir una nominación en esta categoría. Es asombroso que se hayan reconocido dos películas extranjeras en la categoría, cuando antes se ha preferido desperdiciar espacios nominando a películas estadounidenses malas, pero creemos que no debió haberse hecho al detrimento de “Tintin”.

Mejor Canción Original, camino a la perdición: Durante años, la categoría de Mejor Canción Original se ha convertido lentamente en una de las categorías más controversiales y menospreciadas de los Oscars y en 2012 parece haber llegado a su límite. Con un reglamento bastante estricto y confuso (ver: La Carrera: Canción Original), se ha vuelto bastante común que cada año sean ignoradas las mejores canciones y que entre las nominadas aparezcan canciones desconocidas, de películas que nadie vio y que tienen poca calidad. Sin embargo, el hecho de que algunas de las canciones más representativas de la historia hayan ganado en esta categoría, siempre la ha mantenido con un cierto nivel de relevancia dentro de los Oscars.  Pero los últimos dos años, la rama musical de la Academia parece estar empeñándose en quitarle cualquier importancia a esta categoría e incluso eliminarla definitivamente. El año pasado, solo cuatro canciones (de cinco posibles) fueron nominadas entre las 41 que cumplían con el reglamento, hecho que había ocurrido anteriormente y que fue atribuido a un año bastante regular para la música cinematográfica, pero que sin embargo no dejó de molestar al ganador Randy Newman, quien en su discurso criticó este hecho viéndolo como una ofensa hacia los compositores.

A pesar de la controversia que se generó el año pasado, este año fue aún peor y solo dos canciones fueron nominadas en esta categoría—Man or Muppet (The Muppets) y Real in Rio (Rio)—a pesar de haber un total de 39 canciones en competencia. Contrario al año anterior, para este año el listado de canciones presentaba algunos contendientes bastante fuertes que fueron muy bien recibidas por los críticos (ver: Una guía a las 39 canciones que compiten por el Oscar). Solo “The Muppets” tenía tres canciones que podrían haber sido nominadas fácilmente, e incluso si lo que querían era aumentar un poco el rating de la ceremonia, tenían a artistas como Lady Gaga, Elton John y Mary J. Blige que podrían haber sido nominados. Entonces, ¿por qué solo dos canciones nominadas? Puede que esto se deba al estricto reglamento de la categoría que necesita ser cambiado, o que sea un chiste de la rama musical de la Academia que siempre ha parecido ser la que tiene mejor humor, o que todo sea una manera de irle poniendo fin a esta categoría, la cual, para muchos, desde que se dejaron de producir películas musicales en Hollywood, dejó de tener importancia. Un argumento a favor de la eliminación de la categoría es que era importante cuando se hacían más musicales, hoy las canciones son parte fundamental de muy pocas películas. Lo único que queda por saber es si el ganador de este año también se atreverá a criticar a la Academia en su discurso de aceptación, y si hay cambios en el horizonte.

Anuncios

3 Respuestas a “La Recta Final: Todo inicia

  1. Creo que la primera pelicula nominada por utilizar esta técnica fue Lilo & Stitch (aunque no se si solo en algunas escenas o integramente).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s