¿Cómo funcionan los festivales de cine?

Los festivales de cine son, como lo dice su nombre, fiestas. Son celebraciones de la industria cinematográfica en las que una organización o un grupo de personas deciden exhibir una serie de películas en uno o varios teatros de tal manera que se puedan dar a conocer las nuevas producciones de autores establecidos, de nuevos autores y, en la mayoría de los casos, películas que aún no han conseguido distribución. Sin embargo, a lo largo de su historia, los festivales de cine han ido variando y se han convertido, más que celebraciones, en vitrinas, escenarios de negocios y en muchos casos en importantes y reñidas competencias.

Los festivales de cine más importantes del mundo son del tipo internacional, es decir, aceptan películas de cualquier parte del mundo, pero también hay festivales regionales y nacionales que limitan la participación de las películas a una zona geográfica específica. Además de las divisiones por el origen de las películas, algunos festivales se especializan en géneros cinematográficos e incluso idiomas específicos, así como los hay especializados en producciones de bajo presupuesto (independientes) y enfocados en óperas primas (primera película de un director) exclusivamente. Por lo general, los festivales de cine prestigiosos son del tipo internacional y no tienen limitaciones en el tipo de filmes que exhiben, aunque por lo general las personas encargadas de ellos tienden a preferir cierto tipo de producciones.

Para participar en un festival de cine, es normal que los directores envíen sus películas a un comité que está encargado de determinar cuáles serán las películas que se exhibirán en determinado festival. En algunos casos, es la propia organización del festival la que se encarga de invitar a los directores a mostrar sus producciones en el festival. En el caso de los festivales que tienen competencia, este mismo comité es el encargado de determinar cuáles películas competirán por los premios y cuáles serán simplemente exhibidas al público. La mayoría de los festivales cobran una suma de dinero para permitir que una película seleccionada pueda participar del festival (la cantidad cobrada varía de festival en festival y está directamente relacionada con la relevancia del mismo). Los festivales más importantes cobran una mayor cantidad que los menos reconocidos, lo cual limita la participación de ciertas películas en determinados festivales: no todas las producciones tienen el presupuesto para participar en los festivales más reconocidos, sin importar la calidad de la misma.

Una vez determinada la lista de películas que participarán de un festival, esta se anuncia con algunas semanas de anticipación con el fin de lograr crear la mayor expectativa posible y atraer al público y la prensa. Por eso, es útil conseguir algún título importante, la prémiere mundial (o al menos regional o nacional) de la más reciente producción de un reconocido director, o alguna película que esté dando mucho de hablar entre los críticos o la prensa especializada, algún film protagonizado por una reconocido director o incluso el debut directoral de algún famoso músico o actor: todo lo que sea necesario para que el festival aparezca en los titulares de la prensa.

Jurados y premios

En el caso de los festivales que realizan competencias, aparte del comité o del grupo que elige las películas existe un jurado encargado de determinar los eventuales ganadores de los diferentes premios. Este jurado es elegido anualmente para cada festival, con una cabeza que generalmente es una personalidad respetada de la industria cinematográfica y un puñado de acompañantes. Por eso, las elecciones de ganadores de un festival cada año pueden ser algo impredecibles: dependen en gran medida de los gustos y las discusiones que se den entre los pocos votantes.

Cada festival suele entregar, además del premio a la mejor película (en Cannes es la Palma de Oro, en Berlín es el Oso de Oro, en Venecia es el León de Oro), premios a las mejores actuaciones, premios especiales del jurado (para las películas que merecen reconocimiento pero no se llevaron el premio mayor) y más. Además, hay organizaciones que asisten a los festivales y entregan sus propios galardones. FIPRESCI (la Federación Internacional de Críticos de Cine), por ejemplo, es una organización que asiste a varios festivales y entrega los suyos. Los premios pueden variar desde sólo el reconocimiento, hasta financiación para hacer otra película, o para distribuir el filme ganador.

Algunos festivales tienen incluso distintas secciones de competencia para las que hay jurados diferentes premios a cierto tipo de producciones: en Cannes, por ejemplo, aparte de la competencia principal está “Un certain regard” (una cierta mirada), la cual reconoce trabajos novedosos, atrevidos e innovadores de realizadores generalmente jóvenes.

Los festivales

Cada festival tiene su propia audiencia y una identidad propia. Es más favorable para los autores, por eso, estrenar una película en uno que en otro, dependiendo del tipo de filme que se va a presentar.

  • Los tres grandes

Hay tres festivales que son considerados los más importantes del mundo, y donde grandes autores del cine internacional van a presentar sus producciones más recientes: Cannes, Venecia y Berlín. Cannes, considerado el más elegante y glamoroso, se caracteriza por presentar cine de autor, es decir, un cine en el que el director tiene gran libertad para tomar decisiones y realizar la obra que quiere. Es normal, entonces, ver películas de realizadores con un nivel de reconocimiento bastante alto que han logrado hacerse nombres dentro de la crítica y la audiencia. Berlín es un festival que presenta cine más independiente en donde se presentan películas de bajo presupuesto y de directores en la mayoría de los casos menos reconocidos que los que se podrían ver en Cannes. Por último, Venecia es un festival que se ha convertido en uno de los puntos de partida de la temporada de premios cinematográficos estadounidenses, por lo que es normal ver en competencia películas producidas por los grandes estudios de Hollywood con fuertes aspiraciones al Oscar y también algunos otros títulos más pequeños de alrededor del mundo que brindan un carácter internacional del festival.

  • Otros importantes

Otros festivales que han ido cobrando importancia en la escena mundial son los de Toronto, Sundance y Telluride. El festival de cine de Sundance creado en 1978 por el actor Robert Redford se ha convertido en la principal vitrina del cine independiente estadounidense, la gran mayoría de películas independientes norteamericanas son exhibidas en Sundance en busca de un distribuidor. Por otro lado, el festival de cine de Toronto no solo sirve de vitrina para las películas independientes canadienses y algunas internacionales, sino que también se ha convertido en el lugar en el que muchas de las grandes producciones del invierno estadounidense se enfrentan por primera vez al público. Por último, el más pequeño de los tres el festival de cine de Telluride, utilizado como un escaparate para que los críticos y el público vean por primera vez las películas que quieren competir por el Oscar y que no son estrenadas hasta finales del año—este festival no tiene competición.

Espere en fílmicas el cubrimiento durante el año de los principales festivales a nivel mundial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s