La Recta Final: Actriz Principal

Siga aquí la serie de La Recta Final

Dos veteranas del cine, una nueva cara y dos estrellas en ascenso constituyen la oferta en la categoría de Mejor Actriz Principal este año en los Oscars. A menos de una semana de la ceremonia de premiación, las predicciones se dividen entre dos contrincantes, y muchos recuerdan los años en que hubo empates en algunas categorías. ¿Esta así de cerca la carrera por el Oscar?

2011 fue un gran año para las actrices con papeles protagónicos. Desde temprano en el año, Elizabeth Olsen y Kristen Dunst se posicionaron como contendientes de la temporada de premios tras brillar en los festivales de Sundance y Cannes, respectivamente, por sus papeles en “Martha Marcy May Marlene” y “Melancholia”. Tarde en el año, Charlize Theron y Anna Paquin se convirtieron en fuerzas que lideraron sus filmes “Young Adult” y “Margaret”, aunque sólo la primera tuvo algo de impulso durante la temporada de premios.

Pero quizás quien más éxito tuvo sin lograr una nominación al Oscar fue Tilda Swinton (We Need To Talk About Kevin), cuya ausencia en la lista de las cinco elegidas se convirtió en la ignorada más grande en la historia de las categorías actorales, tras haber logrado nominaciones en todos los precursores importantes y unos cuantos premios de asociaciones de críticos.

Su posición fue tomada por Rooney Mara (The Girl with the Dragon Tattoo), quien había sido nominada previamente solo al Golden Globe. Mara fue impulsada por el éxito tardío de su película (lanzada el 25 de diciembre), justo a tiempo para tener su buzz más alto cuando los miembros de la Academia elegían a las nominadas. El proyecto de Glenn Close, Albert Nobbs, decepcionó a la crítica y a las audiencias, pero el poder de su nombre (esta es su sexta nominación), sumado a su historia personal (lleva décadas intentando sacar la película, para la cual escribió, actuó y produjo) le valieron una nominación.

A pesar de haber ganado múltiples premios de la crítica durante la temporada de premios (de Toronto, Washington, Boston, Chicago, Florida y demás), de haber logrado nominaciones en todos los precursores importantes (BFCA, BAFTA, SAG) e incluso de haber ganado el Golden Globe en la categoría de Mejor Actriz—Comedia o Musical, Michelle Williams y su interpretación de Marilyn Monroe en My Week with Marilyn perdió el impulso acercándose a los Oscars. En el papel, Williams debería ser la favorita para ganar: está entrando en sus 30s, está interpretando a un personaje icónico y esta es ya su tercera nominación al Oscar. Sin embargo, la campaña con miras a los Oscars que montó The Weinstein Company (la productora) la dejó a un lado para hacerle más fuerza a otra de las actrices que tiene en competencia.

Meryl Streep y su retrato de Margaret Thatcher en The Iron Lady recibió todo el impulso de Harvey Weinstein, la cabeza de The Weinstein Company, en una campaña que resalta que ya son 29 años desde la última vez que la llamada “mejor actriz viva” recibió su segundo y (hasta ahora) último Oscar. Pero el camino al tercer Oscar de Meryl se ve (una vez más) truncado por una actriz luchando por su primero: su amiga Viola Davis en “The Help”, en una actuación que muchos consideraron la mejor en un filme reconocido por su calidad actoral.

Vea también: Meryl Streep y los Oscars: Una larga historia

Las cosas aparentan estar muy divididas. Viola Davis se llevó el SAG y el Critics Choice Award, el cual es tan importante como el BAFTA y el Golden Globe (Mejor Actriz—Drama), que se fueron en las manos de Streep. Sin embargo, el SAG suele ser el mejor indicador para el Oscar: es una asociación norteamericana como la Academia (a diferencia de BAFTA, que suele premiar actores británicos—Meryl no es británica pero sí interpretó a un ícono del Reino Unido y era esperado que venciera en estos premios) y es entregado por actores (los actores son la rama más grande de la Academia; los Golden Globes son entregados por menos de 50 periodistas). Aún así, Meryl se llevó también un importante premio de la crítica (de los críticos Nueva York) y su película salió el último día de 2011, dándole fuerza a su candidatura justo cuando más lo necesitaba.

Varios argumentos estadísticos se pueden esgrimir a favor de una u otra actriz. Julie Christie tenía el SAG y el Golden Globe—Drama pero perdió el Oscar frente a Marion Cotillard, quien había logrado la victoria en BAFTA y el Golden Globe—Comedia o Musical: punto para Streep. Meryl ganó su primer Golden Globe en la categoría de Mejor Actriz—Drama desde “Sophie’s Choice”: con esa película ganó también su segundo Oscar: punto para Streep. Ha sucedido pocas veces que dos actrices de la misma película ganen el Oscar en la misma ceremonia, y Octavia Spencer (The Help) ya tiene asegurado el suyo como Mejor Actriz de Reparto: punto para Streep. Viola está en una nominada a Mejor Película y ningún actor o actriz ganador del SAG y de una película nominada a Mejor Película ha perdido el Oscar, a excepción de Russell Crowe (A Beautiful Mind), que estaba involucrado en escándalos personales que dañaron su reputación: punto para Davis.

Aunque las estadísticas le podrían dar el premio a Viola o a Meryl, la situación actual hace pensar en una victoria de la actriz de “The Help”. La película de Viola es lo más cercano a un “evento” este año para las audiencias entre las nominadas a Mejor Película. Es la única de las nueve nominadas que ha superado la barrera de los 100 millones recaudados en la taquilla norteamericana, y el personaje de Davis, una empleada de Mississipi en los 60s, es un personaje valiente que puede fácilmente generar empatía con el espectador, a diferencia del personaje de Meryl: Thatcher es odiada por muchos y así no sea odiada es difícil relacionarse personalmente con ella—por algo el nombre “La Dama de Hierro”. Los miembros de la Academia pueden verse persuadidos no sólo por la empatía del personaje de Davis sino por la misma actriz. La ovación de pie que recibió en los SAG Awards es una pequeña muestra de lo mucho que se aprecia a la actriz, quien con trabajo duro superó las adversidades que tuvo mientras crecía y llegó a convertirse en una exitosa actriz de teatro y cine. Viola ha dejado clara su historia personal en los discursos que ha dado al ganar premios, discursos conmovedores que sólo añaden al gusto que hay ya por su actuación. Es, además, quizás la única oportunidad que tenga de estar tan cerca del Oscar. No hay muchos papeles para mujeres afroamericanas (la única actriz afro nominada dos veces al Oscar antes de Viola, quien fue nominada ya por “Doubt”, fue Whoopi Goldberg) y son menos los buenos papeles y aún menos los protagónicos. Meryl, en cambio, sigue lanzando películas año tras año y sumando a su récord del mayor número de nominaciones para un actor, además que “The Iron Lady” no fue tan bien recibida en Estados Unidos ni por la crítica ni por la industria ni por las audiencias como “The Help”. Algunos pensarán que Meryl tendrá nuevas oportunidades, oportunidades más merecidas, que esta.

Va a ganar: Viola Davis (The Help)
Podría ganar: Meryl Streep (The Iron Lady)

Anuncios

2 Respuestas a “La Recta Final: Actriz Principal

  1. En este dato se pude sacar mucha tela:
    “Julie Christie tenía el SAG y el Golden Globe—Drama pero perdió el Oscar frente a Marion Cotillard, quien había logrado la victoria en BAFTA y el Golden Globe—Comedia o Musical: punto para Streep.”

    La diferencia es que Christie al igual que Streep ya tienen un Oscar, en el caso de la 2da incluso 2. Viola Davis como Cotillard tienen la oportunidad de ser premiadas con un “gran papel” y además ninguna tiene un Oscar, la primera solo una nominación. Además Cotillard hacía un personaje que es un ícono mundial querído y admirado, sin contar que su film consiguió más aceptación.

    Lo del BAFTA mismo se ha dicho que era esperado, era un personaje muy suyo, quién más podría reconocerlo. Sin contar que Streep no ganaba el premio desde 1982.

    Sobre el SAG, Cotillard era una completa desconocida (Davis ya no) y Julie Christie una veterana que no lo había ganado.

    Además Viola Davis representa la superación personal y social, cosa que la Academia politicamente siempre ha apoyado.
    Streep aunque haga lo suyo grandemente, represente un personaje (descrito con falsedad) que despierta más empatía que admiración.

    Que ganen sus 2 actrices, Principal y secundaría, no ha sido impedimento cuando su film y ellas realmente han gustado: Hunter-Paquin o Paltrow-Dench. Curiosamente una debutante y otra con previa nominación, como este año. Además ambas representan historias de superación individual y social.

    Pese a esto, coíncidimos que Viola Davis ganará. Es como dicen, Spencer “una crida” no perderá frente “a una señora” Chastain.
    Davis por igual. Ya que es lo politcamente correcto vieniendo de los Oscar.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s