W.E. (2011): Reseña

En 1936, después de poco menos de un año en el trono del que en aquel momento era el imperio más grande del mundo, el rey Eduardo VIII abdicó por amor. La historia del rey Eduardo y la estadounidense Wallis Simpson es considerada una de las más románticas  y tormentosas del siglo XX. Casi 80 años después, una reina sin trono decidió dirigir una desastrosa película sobre esta historia, una prueba de que hasta los relatos más interesantes pueden ser arruinados bajo las manos equivocadas.

“W.E” (El Romance del Siglo), la segunda película dirigida por Madonna, se mueve entre el pasado y el presente. En el pasado, sigue el relato de amor del rey (James D’Arcy) y la escandalosa norteamericana (Andrea Riseborough) y en el presente la de una mujer llamada Wallis (Abbie Cornish) que está atrapada en un matrimonio infeliz  y tiene un obsesión por la historia de la mujer con quien comparte nombre. Y este es quizás el problema más grande de “W.E.”, tratar de poner al mismo nivel dos historias que no despiertan el mismo interés y que, por más que intenten hacérnoslo creer, tienen muy poco en común.

Los viajes al pasado son el punto más fuerte del filme. Una muy buena actuación de Riseborough deja ver a una Wallis Simpson enamorada, dura y, de cierta forma, avasallada por las circunstancias. Esta interpretación, junto al guión de Madonna y Alek Keshishian, se encarga de poner  en el papel de víctima a una mujer que la historia ha juzgado de una manera diametralmente opuesta. Junto la actuación de Riseborough, la dirección de arte, el vestuario (cuya nominación al Oscar fue muy merecida) y el maquillaje en esta parte de la película están muy bien logrados. Incluso el mejor y quizás el único buen momento de la dirección de Madonna ocurre aquí, en una escena del baile que será recordada por quienes vean la película.

Si en el pasado está el punto fuerte de esta película, sin embargo, en el presente no solo está el punto débil sino la razón por la que “W.E” aburre y termina siendo un mal largometraje. Aquí la inexperiencia de Madonna como directora se nota a leguas. Escenas largas que no aportan nada (como la subasta de varios objetos de Wallis Simpson) y la necesidad de enfocar objetos y edificios en muchos casos pasando por alto a los actores que son el centro del relato, además de la mala dirección, el guión y la actuación de Cornish hacen que en pocos minutos se haya perdido el interés por esta historia y que cada viaje al presente termine siendo un sufrimiento que se intensifica en las escenas finales del filme.

Al final, “W.E” es una película desbalanceada que trata de abarcar mucho y termina decepcionando. Si tan solo Madonna se hubiera decidido por contar una sola historia (la del pasado), el resultado final no hubiese sido tan malo.

Calificación: 3/10.

Notas al pie: Entre el desastre de “W.E.”, pueden rescatarse aspectos como la música hecha por Abel Korzeniowski, que mantiene una calidad superior durante todo el filme. La escena del baile es señal de que Madonna se puede dedicar a dirigir videos musicales.

Anuncios

Una respuesta a “W.E. (2011): Reseña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s