The Amazing Spider-Man (2012): Reseña

Hace tres años, el director Marc Webb sorprendió al mundo con “(500) Days of Summer”, una comedia romántica con una historia más o menos convencional contada de un modo sumamente original y con gran atención a sus personajes. Por eso, era de esperarse que su segundo filme, “The Amazing Spider-Man”, tuviera especial fuerza en crear a un nuevo Peter Parker, diez años después de que Tobey Maguire encarnara por primera vez al joven estudiante que ve su vida cambiar tras la mordida de una araña genéticamente modificada. Y aunque el filme de Webb, que reinicia la saga del superhéroe arácnido después de una trilogía dirigida por Sam Raimi y que terminó con un sabor amargo en “Spider-Man 3”, es exitosa en elaborar un protagonista complejo y creíble, éste está rodeado de situaciones inconsistentes y personajes improbables que impiden que “The Amazing Spider-Man” deje de ser una película de superhéroes más.

Ver también: Top 10: Películas de superhéroes

¿Por qué reiniciar una trilogía que había roto récords en taquilla en todo el mundo y cuyo personaje principal era adorado por las audiencias? Varias razones llevaron a Marvel a hacerlo: primero, los protagonistas originales (Tobey Maguire y Kirsten Dunst) ya habían pasado la edad para interpretar a los jóvenes Peter Parker y Mary Jane Watson. La última película de la trilogía, “Spider-Man 3” había sido terriblemente recibida. Y reiniciar la franquicia implicaría, además, menos costos que hacer una cuarta parte. Los encargados de hacer “The Amazing Spider-Man” tuvieron a su vez varios retos: no sólo debían contar de nuevo la historia del origen de Spider-Man que tan conocida había vuelto el “Spider-Man” de Sam Raimi, sino que debían generar interés por algo nuevo, y es bien sabido que son los nuevos villanos los que generan interés por las secuelas de los superhéroes.

La gran encrucijada de la película está entre las dos historias que quieren ser contadas: la del origen de Spider-Man y la del villano, un humano-lagarto gigante que atemoriza a la ciudad de Nueva York. Ambas historias, en últimas, son torpemente integradas y no se desarrollan tanto como podrían serlo en dos películas separadas, pero la segunda es necesaria como una vitrina para los efectos especiales y las secuencias de acción que no pueden faltar. Quizás es por eso que las secuelas en el cine de superhéroes tienden a ser mejor recibidas que las primeras partes, algo completamente extraño en la industria del cine. Basta con ver “Spider-Man 2” y “Spider-Man” o “The Dark Knight” y “Batman Begins” para darse cuenta de ello. Las primeras partes sienten la obligación de construir al humano que está detrás del superhéroe–algo que, generalmente, implica más diálogos que efectos–sin perder de vista que son, por naturaleza, películas de acción.

“The Amazing Spider-Man” se divide de manera algo abrupta entre esas dos partes. Hasta casi la mitad de sus más de dos horas, Marc Webb sigue a Peter Parker, un estudiante de una secundaria que, aunque no es el más popular, tampoco tiene un bajo perfil. Aunque ya sabíamos que Peter es huérfano y vive con sus tíos, la nueva versión de la historia comienza con su infancia, explorando el momento en el que sus padres se van y vinculándolo a su futuro como superhéroe (aunque ésto no es retomado cabalmente después), y continúa con el joven Peter y su primer amor, la brillante Gwen Stacy (quien, afortunadamente, no es una damisela en apuros sino un elemento central en todo lo que sucede).

Como era de esperarse con Webb, el romance entre los dos jóvenes se siente auténtico, en gran parte ayudado por la química y las buenas actuaciones de quienes los interpretan: Andrew Garfield (The Social Network) y Emma Stone (The Help). Pero es Garfield quien se roba el show y se convierte en el punto más fuerte de la película. Su Peter Parker se siente como un personaje completamente distinto al que nos presentaron con Tobey Maguire hace diez años, y Garfield lo interpreta como es: es algo torpe pero no es ingenuo, es inteligente pero no el más brillante y es, sobre todo, un adolescente. El Peter Parker de “The Amazing Spider-Man” no es un héroe, actúa por diversión, por venganza, por amor, y somos testigos de cómo va cambiando a medida que se conoce cada vez más a sí mismo, a sus poderes y a las consecuencias de usarlos.

Cuando el villano entra en escena y empieza a causar estragos, la película cambia por completo. El Lagarto, un humano convertido en reptil gigante con capacidad de regenerarse y con gran fuerza, es una criatura que, puesta al lado de villanos como El Duende Verde o el Doctor Octopus, decepciona. Sus ataques son físicos, lo que da pie a enfrentamientos cuerpo-a-cuerpo con Spider-Man, pero a su vez es una restricción para hacer cosas más imaginativas. Esta segunda parte, llena de acción y unos muy buenos efectos visuales (las tomas desde la perspectiva de Spider-Man balancéandose por Nueva York son increíbles), se agrieta por una abundancia inconsistencias y sinsentidos.

Al entrar a ver una película con elementos fantásticos, al espectador se le pide la suspensión de la incredulidad, es decir, apartar un poco la lógica para sumergirse en el universo que le está siendo presentado. Sin embargo, esta suspensión tiene un límite, y “The Amazing Spider-Man” lo cruza estridentemente. Todo parece estar en el lugar indicado y en el momento indicado para el superhéroe, muchas situaciones pasan sin explicación y las acciones de algunos personajes terminan siendo nada creíbles, ni siquiera dentro del universo paralelo en el que suceden. Otras historias secundarias son abandonadas y resultan inconclusas. Y esto es, sin duda, un síntoma del esquizofrénico ir y venir entre las dos partes que he mencionado.

Ver: Los momentos más ridículos de The Amazing Spider-Man

“The Amazing Spider-Man” es, en últimas, una película de superhéroes entretenida, agradable a la vista, en partes emocionante y en partes original. Pero es una lástima que, con el talento involucrado y los posibles caminos por los que llevar la historia, Marvel se haya conformado con un filme tan convencional.

Calificación: 6.5/10

Anuncios

6 Respuestas a “The Amazing Spider-Man (2012): Reseña

  1. Concuerdo con usted, a este tipo de peliculas lo que por lo menos a mi me llama la atencion es el villano. Al existir el reinicio de spiderman culaquiera piensa es que tiene que ser algo parecido a Batman inicia ya que es una pelicula a tomar en cuenta para poder comparar el reinicio. Pero entonces me pregunto, si hay un villano en esta pelicula, no hubiese sido mejor hacer una 4ta parte con nuevos actores sin la necesidad de hacer el reinicio de la saga? a lo mejor como usted dice menos dinero, pero a lo mejor para la siguiente nos sosprendan y hacen una excelente pelicula. Me gusto mucho tu reseña. Saludos

    • Seguramente la segunda será mucho mejor, como sucedió con la trilogía original. Como digo al final, el talento está allí pero por ahora no ha sido bien aprovechado. Gracias por el comentario.

  2. Soy fan, me encanta que la hayas compartido, esta nueva versión de Spider Man es muchísimo mejor, creo que ahora Peter Parker tiene mucha más actitud y los efectos son mucho mejores.

  3. La película no me llamó mucho la atención desde un principio pero cuando la vi me sorprendió, creo que The Amazing Spider-Man es una correcta propuesta basada en el popular personaje de Marvel Comics. Una cinta divertida, con vertiginosas escenas de acción y con muy buenas interpretaciones. Una película que, a diferencia de la primera cinta, por ejemplo, no se aleja demasiado del relato principal. Buena, para disfrutar y, aunque muchos no quieran, comparar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s