To Rome With Love (2012): Reseña

Penélope Cruz interpreta a una prostituta italiana

El año pasado “Midnight in Paris” se convirtió en uno de los eventos del año. Estrenada en la primera mitad de 2011, la fantasía parisina de Woody Allen cautivó a crítica y audiencia por igual, rompió récords de taquilla para una película del director y fue recordada durante todo el año, hasta coronarse con una nominación al Oscar a la Mejor Película. Para muchos significó el regreso del director, una leyenda del cine norteamericano que había perdido adeptos con su filmografía más reciente. Este año, con “To Rome with Love”, Woody Allen sigue probándose como un errático realizador con más fallas que aciertos, aunque sería necio esperar tanto más de alguien que desde hace veinte años dirige y escribe una película al año y que, para bien y para mal, se ha convertido en el director más prolífico del cine estadounidense.

“To Rome with Love”, la cuadragésimo cuarta película del director, sigue a cuatro relaciones en Roma que cambian al llegar un nuevo elemento. Las cuatro historias, sin embargo, parecen haber sido en algún momento buenas ideas que durante el desarrollo del guión y de la película se quedaron cortas. El relato de una pareja estable de novios norteamericanos viviendo en la capital italiana que se arriesgan a recibir a una nueva inquilina que exuda sexualidad llega a tener indicios de grandeza cuando aparece una cuarta persona en escena, una especie de conciencia colectiva con la que todos interactúan a nivel personal (de lejos lo mejor del filme), pero al final no se sabe qué hacer con la historia y se le termina de manera abrupta.

Los nominados al Oscar Jesse Eisenberg y Alec Baldwin

Un par de recién casados italianos que se mudan de un pueblo a la Ciudad Eterna y que están separados por un día donde encontrarán a alguien más para pasar el tiempo lejos de casa podría haber servido como una plataforma para hablar de la confianza o la necesidad de aventura en una relación, pero termina convertida en un chiste alargado con una prostituta y un actor famoso, y con un final nada satisfactorio, sobre todo después de todo lo que sucede previo a él.

La historia de un italiano común y corriente (interpretado por un decepcionante Roberto Benigni que parece tener un switch entre dos expresiones faciales durante toda la película) que empieza a ser perseguido por la prensa sin razón aparente intenta decir algo sobre la fama y su fugacidad, pero pierde en el momento en que decide articular explícitamente su mensaje en la voz de un personaje secundario. Y, por último, una turista que se enamora de un italiano con el cual decide casarse recibirá a sus padres en Roma, y éstos interaccionarán con sus suegros; pero lo que empieza como un debate de principios con ocasión para la comedia termina en una situación que pretende ser graciosa pero que es repetida hasta perder su sentido.

El ganador del Oscar Roberto Benigni hace parte de un numeroso y notorio elenco que demuestra que en Hollywood todos quieren trabajar con Woody Allen

Desde “Vicky Cristina Barcelona”, Allen ha encontrado una forma de financiar algunos de sus filmes mediante la promoción de lugares turísticos a donde puede llevar su equipo de producción para contar sus historias originales. Con “Midnight in Paris”, probó que la historia podía no estar necesariamente al servicio del turismo, y que las imágenes de una bella París podían integrarse de una manera natural con los diálogos de sus personajes. Con “To Rome with Love”, parece que el escritor se ha quedado sin ideas, pues termina leyéndose más como una postal de “las increíbles historias que suceden en Roma” que como una serie de relatos conectados de una forma orgánica alrededor del tema del amor, o de algún otro tema.

Allen, además, parece intentar reciclar sin éxito elementos de sus éxitos pasados. El elemento fantástico que en su anterior película era nuclear a la historia, por ejemplo, aquí se inserta en dos relatos sin mucha justificación. El mismo diálogo ingenioso y veloz que ha caracterizado al cine de Allen intenta imitarse aquí (con personajes como el que interpreta él mismo) pero se nota su falta de chispa. Al final, “To Rome with Love” parece no querer decir nada sobre ningún tema, y es una decepción, sobre todo al haber subido las expectativas el año pasado. Probablemente vendrán más decepciones, luego una película nos hará recobrar la fe en su genialidad y de nuevo nos desilusionaremos: es el ciclo al que Woody nos tiene acostumbrados.

Calificación: 3/10

Anuncios

2 Respuestas a “To Rome With Love (2012): Reseña

  1. Vi la película hace poco y aunque considero que no es la mejor película de Woody Allen, To Rome With Love me gusto, sobre todo la manera en que las historias se van entrelazando y al parecer Penélope Cruz se está volviendo de las favoritas de este director.

    • Hola Mafer! Penélope Cruz ya es toda una Chica Almodóvar, y cuando trabajan juntos generalmente hacen cosas maravillosas (Volver, Los Abrazos Rotos). Esperamos que vuelvan a hacerlo en el futuro, ¡un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s