Paranorman (2012): Reseña

“Nunca llegarás a ser un héroe siendo normal” reza la publicidad de “Paranorman”, la segunda película de los estudios de animación LAIKA (Coraline), y no podría haber mejor frase para caracterizar a un niño obsesionado con el cine Clase B, los zombies y las criaturas asquerosas y terroríficas, que de un momento a otro se convierte en la única salvación de su pequeño pueblo.

Combinando animación en stop-motion y 3D, los realizadores de “Paranorman” lograron dar un maravilloso y detallado aspecto (sin duda una sustancial mejora desde “Coraline”) al universo en el que vive Norman, un niño con una habilidad especial: puede ver y hablar con los muertos. Su habilidad, sin embargo, es una maldición para su familia, que debe aguantar los chismes de los vecinos, y para el mismo niño, quien se resigna a ser intimidado y acosado por todos en el colegio. Pero cuando una maldición de siglos atrás amenaza con destruir al pueblo, Norman se ve obligado a usar su poder para evitar la destrucción.

“Paranorman” tiene, sin duda alguna, una gran premisa. Y su historia, hasta cierto punto, se desarrolla con una asombrosa destreza, manejando temas oscuros para una película familiar (la muerte de seres queridos, el bullying y la tristeza de nuestro protagonista, que en momentos llegamos a sentir como nuestra) con una ligereza que le da un toque humorístico sin necesidad de volver frívolos los asuntos de fondo.

Sin embargo, la delicadeza con que la historia es tratada parece salirse de las manos de los realizadores llegando al final del relato, y la trama se vuelve enredada y se toma a sí mismo tan en serio que el equilibrio perfecto que se había alcanzado entre el horror (hay algunas secuencias que cualquier película de terror para adultos envidiaría), las enseñanzas (la importancia del perdón y de no dejarse controlar por el miedo) y el humor (alcanzado en muchas ocasiones mediante un ingenioso juego con los estereotipos del cine de terror), se pierde por completo.

Es una lástima porque “Paranorman” es en el fondo una gran historia con personajes muy bien construidos, realizada con gran destreza técnica y creativa, y con algunas elecciones artísticas precisas: una escena al comienzo, en la que la cámara da una vuelta alrededor de Norman, permitiéndonos ver el mundo a través de sus ojos, resalta por su efectividad. Y esos destellos de genialidad son de los momentos más satisfactorios que han pasado recientemente por el cine animado.

Calificación: 7/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s