¿Qué película debe representar a Colombia en los Oscars de 2013?

“Los Colores de la Montaña” representó a Colombia en los Oscars de 2012 pero no obtuvo la nominación.

Desde hace un poco más de treinta años, Colombia ha enviado veinte películas en distintos años a Hollywood para participar en la categoría de Mejor Película Extranjera en los Oscars. Cada septiembre, en un comunicado de prensa, la decisión es comunicada y la película suele volver por unas semanas a la cartelera. Sin embargo, ninguna película colombiana ha tenido suerte hasta el momento, pero el panorama cambiante de la industria nacional hace creer en que pronto la mala racha terminará. A pocas semanas del anuncio de la Academia Colombiana de Artes y Ciencias Cinematográficas, fílmicas analiza con qué película debería participar Colombia en los Oscars de 2013.

En general, la industria cinematográfica latinoamericana no ha tenido mucha suerte en esta categoría de los Oscars. Sólo dos películas han ganado el Oscar, ambas de Argentina (La Historia Oficial y El Secreto de sus Ojos), un país que junto con Brasil y México constituye un punto aparte, pues sus historias con la Academia se remontan hasta hace más de 50 años. Estos tres países han obtenido 18 de las 22 nominaciones en total que Latinoamérica ha obtenido en los 56 años de esta categoría: las otras tres han ido para Cuba, Puerto Rico, Nicaragua y Perú. Es decir, menos del 10% de los nominados históricos en la categoría provienen de Latinoamérica.

Sin embargo, tampoco todos los países del continente han enviado sistemáticamente películas a los Oscars. Paraguay, El Salvador, Honduras y Panamá, por ejemplo, jamás han enviado un filme, mientras que países como Nicaragua, Guatemala, Costa Rica, Ecuador y Bolivia han enviado entre uno y seis cada uno en toda su historia. Uruguay ha enviado cada año desde 2001 sin suerte (ya había enviado su primera en 1992) mientras que Chile ha participado 16 veces desde 1990 y Venezuela 22 veces desde 1978. Colombia, por su parte, ha enviado 20 películas en 32 años. Lo más cerca que estuvo el país de lograr una nominación fue en 2004-5, cuando envió “María Llena Eres de Gracia” (que lograría entrar a la categoría de Mejor Actriz Principal con Catalina Sandino Moreno), pero el filme fue descalificado por considerarse que el control creativo no estuvo en manos de colombianos (su director y guionista es estadounidense).

Ver también: Los problemas del Oscar a la Mejor Película Extranjera

¿Logrará algún día Colombia su nominación? Todo parece ser una cuestión de que los astros se alineen en el momento indicado, pero las condiciones ya se están empezando a dar. Los últimos años han visto los récords de estrenos nacionales romperse, y este año son veinte las películas elegibles para representarla en los Oscars. La nueva legislación y el boom del “nuevo cine” colombiano han logrado que la oferta se diversifique notablemente: este año hubo documentales, dramas, comedias, thrillers, terror y una película animada. El año pasado, dos fuertes competidoras, “Los Colores de la Montaña” y “Pequeñas Voces 3D”, se lucharon el puesto para representar al país; la Academia Colombiana de Artes y Ciencias Cinematográficas se decidió por la primera, quizás animada por su taquilla y su participación en festivales, aunque “Pequeñas Voces 3D” hubiera resaltado mediáticamente por el hecho de ser un documental animado.

Este año, una de las siguientes veinte películas, estrenadas entre Oct. 1 de 2011 y Sept. 30 de 2012 (aún no se han estrenado dos de ellas) por lo menos una semana en un teatro de cine comercial, nos representará:

  • 180 Segundos
  • Apaporis, secretos de la selva
  • La captura
  • La Cara Oculta (ver reseña)
  • Carrusel
  • El Cartel de los Sapos
  • Chocó (ver reseña)
  • Gordo, calvo y bajito (ver reseña)
  • Ilegal.Co
  • La Lectora
  • Mi gente linda mi gente bella
  • El Páramo
  • Pequeños Vagos
  • ¿Por qué dejaron a Nacho?
  • Porfirio
  • Postales Colombianas
  • Sanandresito
  • Silencio en el Paraíso
  • La Sirga
  • Sofía y el Terco (ver reseña)

¿Qué ingredientes necesita una película para competir por el Oscar? Hay que tener en cuenta que la película elegida, si en realidad desea tener posibilidades, debe destacarse de entre más de 60 filmes que son enviados internacionalmente cada año. Después de que la lista de 60+ películas participantes (una por país) es anunciada, miembros voluntarios de la Academia tienen la tarea de verlas en presentaciones especiales en las que ven una tras otra durante varios días, hasta completar 15 cada uno. Las deben votar en una escala de 1 a 10 y las seis películas con mayor votación entran a la lista de preseleccionadas. En medio de extenuantes jornadas en las que una película sigue casi sin descanso a la otra, si se quiere ser nominada hay que destacarse, por la razón que sea. Las otras tres películas que completan la lista de nueve preseleccionadas la determina un comité ejecutivo especializado de veinte miembros, cuya función es rescatar aquellas películas olvidadas por los miembros voluntarios y que suelen tener importancia internacional, sobre todo por su participación en festivales de todo el mundo. De esas nueve salen las eventuales cinco nominadas.

Pero ¿qué tipo de películas suelen ser nominadas? La regla básica a tener en cuenta, con algunas excepciones, claro está, es que la Academia suele reconocer el estilo de cine que ellos mismos realizarían. Películas experimentales, documentales, historias ricas en metáforas, suele ser ignorado en esta categoría. En este sentido, el cine colombiano tiene una desventaja, pues películas lentas y con poco diálogo como “El Vuelco del Cangrejo” (enviada en 2011) tienen poco chance de ser reconocidas en una categoría que alberga por lo general cine rico en diálogos, dramas familiares, thrillers e historias con temas de resonancia política, histórica y social. El año pasado, por ejemplo, dos de las nominadas fueron Monsieur Lazhar (Canadá), que trata temas de bullying escolar (hace dos años “In A Better World”, con el mismo tema, ganó el Oscar) y “In Darkness” (Polonia), con una historia de la Segunda Guerra Mundial, uno de los temas predilectos de la Academia.

Y si algo demostró “La Teta Asustada” (Perú) es que la “lentitud” en el ritmo de la historia puede paliarse con reconocimiento internacional. “La Teta Asustada”, en una hazaña nunca antes vista, se alzó con el Oso de Oro en el Festival de Berlín y de inmediato se convirtió en favorita para el Oscar. Su naturaleza pausada hizo dudar de sus posibilidades pero finalmente la Academia reconoció un filme que hubiera tenido un camino más difícil de no haber participado en ese importante festival. Hasta ahora, en Colombia, ninguna película ha logrado un reconocimiento internacional de tal magnitud. Quien más se acercó fue Víctor Gaviria con “La Vendedora de Rosas”, que estuvo en la Competencia Oficial de Cannes, pero que fue ignorado por la Academia.

Es cierto que el cine colombiano ha empezado a hacer más y más apariciones internacionalmente—las películas de este año, como veremos, son una demostración de ello—pero es en los festivales grandes (Venecia, Berlín, Cannes, Toronto) y en las secciones principales donde se genera atención mediática en Norteamérica. La exposición mediática se logra también haciendo lobby, presentando la película en EEUU a críticos, miembros de la Academia, audiencias, de modo que se empiece a generar buzz. Es toda una empresa en la que distribuidoras de películas internacionales como Sony Pictures Classics invierten miles de dólares, y que pone en desventaja a una industria en crecimiento como la colombiana.

Suele ser beneficioso cuando se tienen ya reacciones internacionales a las películas locales en el momento de elegir la representación. Este año, de las veinte películas elegibles, cuatro cumplen esa condición, y es entre ellas, más una, que debe estar la decisión de cuál será la enviada por Colombia. Las cuatro películas son “La Cara Oculta”, “Chocó”, “Porfirio” y “La Sirga”; y la adición es “Sofía y el Terco”.

Antes de continuar, descartemos las otras quince. Películas como “Sanandresito”, “¿Por qué dejaron a Nacho”, “Carrusel” o “Mi gente linda mi gente bella” son muy locales para lograr algo internacionalmente. “Apaporis” e “Ilegal.Co” son documentales, un género usualmente ignorado en la categoría de Mejor Película Extranjera, como lo es el cine de terror y de acción, por lo cual “El Páramo”, “La Lectora” y “El Cartel de los Sapos” tampoco tienen muchos chances. “Gordo, Calvo y Bajito”, “Silencio en el Paraíso”  y “180 Segundos”, aunque propuestas interesantes, no han tenido el “fogueo” internacional necesario; “Pequeños Vagos”, “La Captura” y “Postales Colombianas” no lograron impacto ni en su propio país.

  • La Cara Oculta

Aunque “La Cara Oculta” no participó en ningún festival internacional, sí fue estrenada en España (incluso antes que en Colombia) puesto que es una coproducción con ese país. La crítica estuvo un poco dividida pero tendió a ser positiva, y este año se convirtió en la película colombiana más taquillera, hasta el momento, de 2012. La historia de suspenso de un director de orquesta español en Bogotá cuya esposa desaparece un día inesperadamente es el segundo largometraje de Andi Baiz, quien con “Satanás” representó a Colombia en 2008, pero aunque aquella película tenía probabilidades de al menos entrar en la lista de nueve preseleccionadas, “La Cara Oculta” está lejos de eso, pues es un thriller de suspenso con algo de terror: no es el tipo de películas que es nominado.

  • Chocó

La historia de una mujer que, tras ser despedida de su trabajo, debe lidiar con sus hijos, su esposo abusivo y un nuevo trabajo en la minería, participó en la sección Panorama del festival de Berlín de este año. “Chocó” tiene un tema interesante (sexismo, violencia doméstica) pero no tiene las reseñas. The Hollywood Reporter dice que, a pesar de sus buenas intenciones, el filme no se logra desarrollar bien, mientras que Variety le dedicó muy pocas palabras, resaltando el poder crudo de su narración. “Chocó” sería una justa seguidora de los pasos de “El Vuelco del Cangrejo” o “Los Viajes del Viento”, con las que tiene ciertas similitudes, y no sería difícil imaginarla representando a Colombia, pero hay otras dos opciones que se ven mejor.

  • Porfirio

Un extenso recorrido en festivales desde comienzos de 2011 culminó en el estreno de “Porfirio” en las pantallas nacionales este año. Se destaca particularmente su participación en Cannes, en la sección Quincena de Realizadores (encargada de albergar nuevos talentos de todo el mundo, abierta a nuevos estilos de cine) y en Toronto, en la sección Visions (que albergaba “filmes poéticos”, aunque fue abolida este año). “Porfirio” pasó también por San Sebastián y Biarritz, y en Cartagena ganó el premio a Mejor Director y a Mejor Película Colombiana, lo que pondría indicar una predilección en su país natal que lo pone en buena posición para representar a Colombia. “Porfirio” es la historia de un hombre que se ve obligado a vivir en silla de ruedas tras recibir un disparo de un soldado del ejército, y que pasa sus días entre lidiar con su discapacidad y buscar que el Estado le pague la suma que le prometió por haberlo herido. La película está basada en una noticia real sobre un hombre que, en silla de ruedas, amenazó con explotar un avión con una granada que había escondido en sus pañales, para obtener visibilidad a su caso. La historia detrás de la película, y algo que la hace interesante como una mezcla entre realidad y ficción, es que el hombre protagonista de la noticia es el mismo protagonista de la película.

The Hollywood Reporter, Variety y Slant Magazine, tres importantes medios estadounidenses, le dieron el visto bueno a “Porfirio” y destacaron el talento de su director y lo surreal de tener como protagonista a aquel en quien está basada la historia. Sin embargo, las críticas tuvieron sus reservas, y esas reservas son precisamente las que impedirían a “Porfirio” acercarse a una nominación al Oscar: Variety dijo que la película era “de festivales” y no para las audiencias, debido a su “enfoque narrativo retenido y su ritmo no forzado” mientras que Slant dijo que “es una película fea para ver, pero no sin propósito”. Esa “lentitud” y eso “desagradable” son precisamente aspectos que, como ya vimos, la Academia no valora.

  • La Sirga

“La Sirga”, la historia de Alicia, una joven desplazada por la violencia en Nariño que huye de su pueblo destruido en llamas hacia la casa de un tío lejano, participó este año en la Quincena de Realizadores en Cannes y en estos días hará su debut en Toronto, en la sección Discovery, que alberga world cinema. En Cannes, las críticas fueron muy positivas. Screen Daily destacó que el filme superara los clichés del “cine arte” para construir una historia casi onírica que funciona también como un relato del crecimiento interior de su personaje principal, aunque indica que es más cerebral que emocional. The Hollywood Reporter la compara con los autores europeos de los 60s y 70s, pero indica que su audiencia es limitada a los festivales y termina tildándola de aburrida. Variety, por su parte, destaca la atmósfera tensa del filme y asegura que será aclamada por la crítica. De nuevo, la lentitud del filme y su carga metafórica juegan en su contra en el momento de enfrentarse con los miembros de la Academia. Sin embargo, su participación en Toronto este año, el festival más mediático en términos de Oscars, podría darle algo de exposición mediática y ponerla en el radar, en caso de que sea bien recibida.

  • Sofía y el Terco

Una mujer entrada en años que quiere conocer el mar es interpretada en “Sofía y el Terco” por Carmen Maura, la chica Almodóvar que en su carrera ha acumulado premios alrededor del mundo. La cara conocida de Maura podría llamar la atención de los votantes hacia la película, un dramedy (drama-comedia) algo silencioso que se transfigura en un road trip inocente. La película, sin embargo, podría no tener la fuerza necesaria, eso que los estadounidenses llaman “gravitas” (algo así como la “gravedad”, la “seriedad”) para ser considerada merecedora de una nominación, en una categoría donde abundan las películas, como ya dijimos, que tratan temas sociales, políticos e históricos.

¿Cuál enviar?

La decisión debería estar, según lo expuesto, entre “La Sirga” y “Porfirio”. Ambas, con un sólido trayecto en festivales, son en últimas películas pausadas, con contenido metafórico y con repetido uso de cámaras estáticas, silencios prolongados y elipsis. No quiere decir que sean malas (al menos “La Sirga” porque “Porfirio” deja mucho que desear), pero no es el tipo de películas que es reconocida por la Academia. Nosotros elegiríamos “La Sirga”, y predecimos que esa será la elección de la Academia Colombiana.

Pero en conclusión, ninguna de las cinco posibles representantes de Colombia en 2013 se ve fuerte en estos momentos, y no pronosticamos que ninguna de ellas logre la nominación en caso de ser enviada.

Nos encantaría estar equivocados.

Anuncios

5 Respuestas a “¿Qué película debe representar a Colombia en los Oscars de 2013?

  1. Pues no te equivocas…Colombia tendrá que esperar. Dices que Colombia crece , pero los demás países también crecen y se alejan. Así que …

    • Sí, ben, le falta a Colombia esa película que haga un “splash” internacional de la forma en que lo logró Perú hace tres años. Mientras tanto, la competencia internacional se torna más y más dura.

  2. Hola, primero que todo los felicito por la forma serie y analista que manejan es su pagina, y ahora, creo que la Academia Colombiana de Cine escogió lo comercial a lo arte, El Cartel de los Sapos, fue seleccionada, y en mi opinión como Colombiano creo que este años las esperanzas por nominación están aun mas lejos. Tengo una pregunta, que referencias tienen de “Saluda al Diablo de mi parte”.

    • Hola JhOn, escribe Luis Felipe Raguá, el autor del artículo.

      “Saluda al diablo” la vi en cines, es una thriller de acción muy bien logrado, con algunos lugares comunes pero nada que sea tan terrible como para hacerla una mala película. En mi opinión, está muy bien hecha, tiene una historia intrigante y la recomendaría con los ojos cerrados.

      En cuanto a los Oscars, salió el año pasado y la Academia colombiana eligió “Los colores de la montaña” (una buena elección), así que este año no compite por representar a Colombia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s