Una Mirada Atrás: Slumdog Millionaire vs The Curious Case of Benjamin Button (2009)

fílmicas continúa Una Mirada Atrás, la serie en la que viajamos al pasado para contarles sobre algunas de las luchas más importantes de los últimos años por llevarse el Oscar.

Los Oscars de 2009, premiando lo mejor de 2008, constituyeron el último año en el que el número de producciones nominadas a Mejor Película estaba limitado a cinco y el año que vio a una pequeña película británica, de la que nadie había escuchado, convertirse en todo un fenómeno cultural, llevarse el Oscar y en el camino derrotar a varias producciones que parecían encajar en todo lo que la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas busca premiar en sus galardones. 2008 es el año en el que “Slumdog Millionare” se enfrentó a  “The Curious Case of Benjamin Button” para ser nombrada la mejor película del año.

La carrera por el Oscar de 2008 empezó con una clara favorita en la mente de todos los conocedores: “The Curious Case of Benjamin Button” de David Fincher. Esta historia de amor entre un hombre cuyo cuerpo va rejuveneciendo con el paso del tiempo y una hermosa bailarina, parecía tenerlo todo para llevarse el Oscar. Sus productores incluían a la múltiple nominada al Oscar Kathleen Kennedy, su guión estaba escrito por el ganador del Oscar Eric Roth (Forrest Gump) y su reparto incluía a estrellas de la talla de Brad Pitt, Cate Blanchett y Tilda Swinton.

Por otro lado, su director David Fincher se había hecho un nombre entre la crítica con películas como “Seven”, “The Fight Club” y “Zodiac”, y “Benjamin Button” era la primera vez que Fincher encabezaba un proyecto de alto perfil, por lo que muchos consideraban que los votantes de la Academia por fin lo premiarían con un Oscar. Sin embargo, faltaba mucho para su estreno y durante el transcurso del año nuevas contendientes irían apareciendo.

Ver también: Una Mirada Atrás: No Country for Old Men vs There Will be Blood (2008)

Los festivales de cine de invierno (Sundance y Berlín) pusieron en carrera al drama independiente “Frozen River”, la comedia británica “Happy-Go-Lucky” de Mike Leigh y el documental “Man on Wire” –aunque las posibilidades de este ultimo de competir por el Oscar a Mejor Película eran casi nulas—. Estas tres películas terminarían recibiendo varias nominaciones al Oscar pero ninguna en la categoría principal. Por otro lado, Cannes no aportó mucho a la carrera por el Oscar: “Changeling” de Clint Eastwood y “Synecdoche, New York” el debut como director del guionista Charlie Kauffman, no tuvieron el recibimiento necesario para ser consideradas contendientes fuertes por el Oscar.

Brad Pitt y Cate Blanchett en “The Curious Case of Benjamin Button”

Con el verano, llegaron las superproducciones “Iron Man”, “Wanted” y “Tropic Thunder” entre otras, películas cuyas esperanzas de competir por un Oscar se limitaban a las categorías técnicas. Pero el verano también dejó dos casos muy interesantes. El primero es “Wall-E”, de los estudios Pixar, que estuvo entre las más taquilleras y con mejores críticas del año, lo que llevó a muchos a decir que ya era hora que una película animada volviera a ser nominada a Mejor Película, diecisiete años después de que “Beauty and the Beast” se convirtiera en la primera en hacerlo.

El segundo caso es “The Dark Knight”, la segunda entrega de la trilogía de Batman dirigida por Christopher Nolan, que se convirtió no solo en la más taquillera de 2008 sino que logró hacerse un lugar dentro de las más taquilleras de la historia. Pero no solo la taquilla estaba a favor de “The Dark Knight”, pues los críticos no dudaron en llamarla la mejor película de superhéroes de la historia. La gran pregunta con la que terminó el verano fue si “The Dark Knight” lograría superar la conocida aversión de la Academia hacia las películas de su género y ser la verdadera rival de “Benjamin Button” por el Oscar.

Ver también: Las posibilidades de The Dark Knight Rises en los Oscars

Terminado el verano, llegaron los llamados festivales de otoño, Venecia, Toronto y Telluride, con lo que el número de películas favoritas para el Oscar empezó a incrementarse. Por un lado estaba “The Wrestler” del director Darren Aronofsky, sobre un luchador buscando revivir su carrera, la cual se llevaría el León de Oro del festival de Venecia y entraría en la lista de contendientes serias por el Oscar. También estaba “Rachel Getting Married” un drama independiente que recibió críticas moderadas y suficiente buzz para poner el nombre de su protagonista Anne Hathaway en la lista de las mejores actrices del año. Curiosamente, en estos festivales de 2008 inició su camino “The Hurt Locker” la eventual ganadora del Oscar en 2010.

La gran sorpresa de los festivales del otoño fue sin duda alguna “Slumdog Millionare”, película que fue presentada fuera competencia en Venecia, en Telluride y que terminó ganando el Premio del Público en Toronto. La historia sobre un huérfano de los barrios pobres de Mumbai (slums) que logra superar sus limitaciones y termina ganado la versión india del concurso ¿Quién Quiere Ser Millonario?, basada en el libro Q & A del escritor Vikas Swarup, fue filmada por el director británico Danny Boyle (Trainspotting, The Beach) en varios sitios de la India con un elenco que mezclaba nuevas caras del cine británico, actores naturales indios y hasta la superestrella de Bollywood Anil Kapoor.

Ayush Mahesh Khedekar como Jamal Malik en “Slumdog Millionare”

Con un presupuesto de solo 15 millones de dólares, “Slumdog Millionaire” no fue hecha pensando en los Oscars, algo que sabían los estudios Warner, que en algún momento pensaron lanzarla directamente en DVD. Sin embargo, un acuerdo de distribución de última hora con Fox Searchlight permitió que “Slumdog” fuera estrenada en Norteamérica y se ganara los corazones del público y la crítica. Desde principios de septiembre, todos empezaron a hablar de esta inspiradora historia, y de un momento a otro la película de la que nadie había escuchado empezó a convertirse en la película a vencer, aun cuando las grandes favoritas todavía no habían sido vistas.

Los últimos meses del año estuvieron llenos de estrenos con muchas expectativas, las cuales en numerosos casos no terminaron colmando. “Australia” del director Baz Luhrmann (Moulin Rouge!), fue un fracaso ante la crítica; “Burn After Reading” de los hermanos Coen no llegó al nivel de su película anterior “No Country for Old Men” y “W” de Oliver Stone pasó sin pena ni gloria por la pantalla grande.

Otras películas que estaban llamadas a competir por el Oscar y que tuvieron mejor recibimiento fueron “Doubt”, protagonizada por Meryl Streep y Philip Seymour Hoffman, que se convirtió en una de las más comentadas del año y, como es habitual, puso a Meryl Streep como favorita para el Oscar a Mejor Actriz; “Milk”, la biografía de uno de los líderes gay más importantes de la historia de EEUU, dirigida por Gus Van Sant y que se convirtió en una de las producciones con mejores críticas en su carrera; y “Frost/Nixon” de Ron Howard, en la que se detallan los hechos ocurridos alrededor de la serie de entrevistas entre el periodista David Frost y el ex-presidente Richard Nixon, que fue bien recibida por los críticos aunque tuvo muchos detractores.

Heath Ledger como The Joker en “The Dark Knight”

En este grupo también se puede contar “The Reader”, de Stephen Daldry (The Hours), la historia de una criminal de guerra nazi y el hombre que la amó en su juventud. En el momento de su estreno, “The Reader” recibió críticas muy moderadas que la pusieron prácticamente fuera de la carrera por el Oscar. Por último llegó el estreno de “Benjamin Button” y todas las expectativas puestas en ella se vieron derrumbadas. Aún con la espectacular y muy bien lograda producción, para la mayoría de los críticos se hacía larga y aburrida sobre todo cuando se le comparaba con la novedosa y exótica “Slumdog”.

Paralelo a los estrenos de final de año, los grupos de críticos dieron inicio a la temporada de premios del cine estadounidense. Los críticos de Nueva York (NYFCC) le dieron su premio principal a “Milk”, mientras que los de Los Ángeles (LAFCA) premiaron a “Wall-E”. Por otro lado, la National Board of Review (NBR) y la Broadcast Film Critics Association (BFCA) le dieron sus premios a “Slumdog Millionaire”, mientras que el último de los grupos importantes, la National Film Critics Society (NFCS), se decidió por el documental animado israelí “Waltz with Bashir”.

Ver también: ¿Cómo ganar un Oscar?: Los precursores

Aún cuando los críticos estuvieron divididos sobre cuál fue la mejor película del año, una vez empezó la segunda etapa de la temporada de premios quedó claro que la industria si tenía una preferida. “Slumdog Millionare” se ganó los premios de los de los cuatro principales sindicatos de Hollywood, DGA (directores), SAG (actores), WGA (escritores), PGA (productores), e incluso algunos sindicatos más pequeños como el de los editores (ACE), directores de fotografía (ASC), diseñadores de producción (ADG) y diseñadores de vestuario (CDG) también premiaron a esta película.

Sophia Loren, Shirley McLaine, Marion Cotillar, Nicole Kidman y Halle Berry presentando el Oscar a Mejor Actriz

Las nominaciones al Oscar llegaron con muchas sorpresas: primero, “Benjamin Button” consiguió trece nominaciones incluyendo Mejor Película, Director, Guión Adaptado, Actor (Pitt) y Actriz de Reparto (Taraji P. Henson), mientras que “Slumdog Millonare” logró nueve, entre las que estaban Mejor Película, Director, Guión Adaptado, Música Original y, sorpresivamente, Mezcla de Sonido y Edición de Sonido. A pesar del gran número de nominaciones ninguno de los actores fue nominado. Quizás la sorpresa mas grande estuvo cuando ni “Wall-E” ni “The Dark Knight” aparecieron en el grupo de cinco nominadas a Mejor Película, a pesar de las seis nominaciones de la primera y de las ocho de la segunda. Sus lugares los tomaron producciones con menor taquilla y críticas menos entusiastas: “Milk”, “Frost/Nixon” y “The Reader”.

La nominación de esta última fue la que generó mayor escándalo, y fue vista como el resultado de varios factores: primero, la aversión de la Academia hacia el cine de acción y, específicamente, de superhéroes, lo cual puso a “The Dark Knight” por fuera; segundo, la afinidad de la Academia por los dramas de la Segunda Guerra Mundial; y por último, una fuerte campaña promocional liderada por The Weinstein Company, una compañía que ha demostrado, con Harvey Weinstein a su cabeza, que sabe qué hilos mover y cómo moverlos en la carrera por el Oscar. La omisión de “The Dark Knight” fue el detonante para que se ampliara el número de películas nominadas a diez.

Con su favoritismo, “Slumdog” se convirtió en blanco fácil de las críticas y de algunos esfuerzos por opacar la historia de esta película. En India, muchos acusaron a Danny Boyle de hacer una película llena de estereotipos occidentales sobre la pobreza en ese país, en la que la porno-miseria es el plato fuerte. También hubo controversia en cuanto al papel de Loveleen Tandan, quien colaboró con Boyle en gran parte de la filmación de la película y, a pesar de recibir el crédito de co-directora, no fue tenida en cuenta en ninguno de los premios. Pero la noticia sobre “Slumdog” que recibió mayor cubrimiento por parte de la prensa tuvo que ver con las condiciones de vida de los niños actores que participaron en la producción de la película. Varios tabloides británicos acusaron a los productores de pagar muy poco a estos niños y sobre todo de que, a pesar del éxito de la película, ellos seguían viviendo en las calles de Mumbai.

Boyle y el equipo de producción fueron rápidos en responder y aseguraron que todos los niños recibieron fideicomisos que aseguraban su educación y que el pago recibido fue justo, además que todas las familias recibieron casa nuevas que les permitieron salir de los slums. Todas estas controversias se dieron en los momentos en los que los miembros de la Academia votaban a los ganadores de los Oscars, por lo que se llegó pensar que la victoria de “Slumdog” no estaba del todo asegurada, además que el hecho de no haber recibido ninguna nominación actoral ponía en duda el apoyo que la rama de actores, la rama más grande de la Academia, le otorgaba.

Kate Winslet, Sean Penn y Penélope Cruz, ganadores del Oscar en 2009

La ceremonia de los Oscars de 2008 es recordada como una de las mejores de los últimos años. Dos números musicales por parte del presentador Hugh Jackman, una nueva manera de presentar a los ganadores de las categorías actorales que incluía a cinco ganadores previos y la barrida de “Slumdog Millionare” hicieron una noche memorable. En cuanto a los premios, Heath Ledger recibió un Oscar póstumo como Mejor Actor de Reparto por “The Dark Knight” (el primer actor en hacerlo por una película de superhéroes), Penélope Cruz se quedó con el premio a Mejor Actriz de Reparto por “Vicky Cristina Barcelona” y Kate Winslet ganaba su primer Oscar—después de 5 nominaciones—como Mejor Actriz por “The Reader”. Ninguno de estos premios fue sorpresivo, contrario a lo ocurrido en la categoría de Mejor Actor, en la que después de dividirse los premios precursores con Mickey Rourke (The Wrestler), Sean Penn ganó su segundo estatuilla por “Milk”.

“The Dark Knight” terminaría ganando el premio a Mejor Edición de Sonido superando a “Slumdog”, y “Wall-E” el de Mejor Película Animada. Al final, “Benjamin Button” tuvo que conformarse únicamente con los premios a Mejor Dirección de Arte, Maquillaje y Efectos Visuales. En cuanto a “Slumdog”, terminó ganado seis de sus ocho nominaciones, una de las cuales perdió consigo misma cuando Jai Ho le gano a O…Saya en la categoría de Mejor Canción Original. Boyle ganó Mejor Director y la película que estuvo a punto de no ser estrenada en cines terminaría llevándose el premio más importante del cine estadounidense.

La carrera por el Oscar de 2008 es un ejemplo de cuando los favoritos en el papel no cumplen las expectativas, lo que abre el camino para que otras producciones terminen llevándose a casa el Oscar. También 2008 sirve de ejemplo de cómo una película puede construir una narrativa y tomar por sorpresa a los conocedores. En el caso de “Slumdog”, la historia de la pequeña película que se convirtió en un éxito probó ser suficiente para conquistar a los miembros de la Academia. Con el paso del tiempo, 2008 ha pasado a ser uno de los años mas débiles en cuanto a la calidad de las películas que compitieron por el Oscar, aunque “Slumdog Millionare” tuvo un impacto cultural lo suficientemente grande para que su victoria en los Oscars sobre “The Curious Case of Benjamin Button” sea considerada justa.

El productor Christian Colson recibiendo el Oscar a Mejor Película por “Slumdog Millionare”

Anuncios

Una respuesta a “Una Mirada Atrás: Slumdog Millionaire vs The Curious Case of Benjamin Button (2009)

  1. Cuando presentan Million Dollar Baby vs El Aviador, la película que verdaderamente le merecía el Oscar a Martín, por encima de The Departed.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s