Sofia Coppola, una mujer de mujeres

Sofia Co-ppola, con acento en la primera sílaba. En su apellido. En su grandeza. En su legado. Una mujer cuya  apariencia no parece cambiar mucho con los años. El mismo cabello entre castaño y rubio, entre largo y corto. La misma nariz y dientes grandes que le dibujan el rostro que carga una visión cinematográfica de la vida. Sofía tiene el cine en su sangre y desde su nacimiento lo ha vivido en carne.

Era el mes de mayo de 1971 cuando la pequeña Sofia Carmina Coppola nació en medio del rodaje de la película más famosa de su padre: “The Godfather” (1972). Sofía organiza sus recuerdos en rodajes de películas de su  padre. Esto sucedió en Italia, en Nueva York o en Vietnam mientras grabábamos tal o tal película.

Francis Ford Coppola, su padre, siempre viajó con sus hijos a donde fuera que sus producciones lo llevaban. Además de cambiar su residencia, Sofia y sus hermanos siempre estuvieron presentes en los rodajes de las películas de su padre, frente o detrás de cámara.

Con tan solo unos meses de nacida Sofia tuvo su primer acercamiento al mundo del cine. En la última escena de “The Godfather” hay un bebé varón llamado Michael Francis Rizi, quien en realidad era Sofia. Después de su debut cinematográfico, apareció en muchas de las películas de Francis Ford, entre ellas “Rumble Fish” (1983), “The Outsiders” (1983) “The Cotton Club” (1984), “The Godfather: Part II” (1974) y por su puesto “The Godfather: Part III” (1990) donde su papel como Mary Corleone cambiaría el rumbo de su carrera artística.

Domino

A los 10 años Sofia ya se encontraba sumida en el mundo de Hollywood, con su corta edad y una carrera actoral por delante, la pequeña decidió cambiar su nombre artístico por ‘Domino’, el cual le parecía elegante. Bajo este seudónimo actuó en varias películas de su padre y en “Frankenweenie” (1984), un cortometraje de Tim Burton que años después se convertiría en una película animada nominada al Oscar.

En los ochenta Sofia estuvo en nueve películas antes de interpretar a Mary Corleone. Este papel, que inicialmente era para Winona Ryder, se le entregó a Sofia a última hora porque Ryder se enfermó. Por esta actuación fue nominada en los premios Razzie a Peor Actriz de Reparto y Peor Nueva Estrella. Pero esto no fue todo, la prensa y los críticos de cine fueron muy fuertes con la hija del famoso cineasta. Después de este papel actuó en otras dos películas, entre ellas “Star Wars : Episode I – The Phatom Menace” (1999).

Su madre Eleanor Coppola, una artista y decoradora, la incentivó desde pequeña a moverse en el mundo del arte. Así fue como terminó estudiando Artes en el Californian Institute of Arts, carrera que dejó sin terminar al igual que sus estudios de Fotografía y Diseño de Modas.

Los noventa fueron una época de búsqueda para Sofia. En 1994 tuvo un programa de un capítulo en Comedy Central con su mejor amiga Zoe Cassavetes. “Hi Octane” era un reality en el que básicamente recorrían California en el convertible de Sofia y entrevistaban a sus amigos (entrevista en The Jon Stewart Show).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Su primer acercamiento a la dirección fue con el cortometraje “Lick the Star”  de 1998 que realizó junto a Cassavetes. Estas dos amigas vienen de la dinastía del cine y era solo cuestión de tiempo que trabajaran juntas en una película. Más allá de su padre, el abuelo de Sofia fue compositor de bandas sonoras, su hermano Roman es director de cine y su primo es Nicolas Cage; por nombrar los más importantes. Por el lado de Cassavetes, sus padres, hermanos y abuela son actores de Hollywood.

 “Yo estaba interesada en muchas cosas, sobre todo relacionadas con las artes visuales. No sabía qué quería hacer y luego hice un cortometraje y sentí que era una combinación de todo lo que más me interesaba: diseño, fotografía y música. Pero en realidad fue cuando leí The Virgin Suicides que en verdad deseé hacer una película”.

Kirsten Dunst

Su amigo Thurston Moore, vocalista de Sonic Youth, le regaló en 1995 una copia del libro que sería su primer largometraje. Con la producción de su padre, Sofia se encaminó en lo que se volvería su verdadera profesión.

Kirsten Dunst fue una de las niñas actrices que marcarían el fin de siglo. Papeles en “Interview with the Vampire” (1994) y “Jumanji” (1995) la posicionarían en la lista de actores de primera categoría al compartir la pantalla con Tom Cruise, Brad Pitt y Robin Williams. La belleza de Dunst y la mente de Sofia se competraron para contar la llamativa historia del suicidio de las hermanas Lisbon.

Como en sus demás trabajos, Sofia se inspiró en fotografías para crear la película. Esto se puede apreciar en las tomas de apoyo que acompañan la producción. Tiene un tinte visual completamente distinto del de su padre. Su forma de dirigir también la aleja de él. Francis Ford Coppola la visitó varias veces en el set de esta película y siempre recalcaba que debía gritar más fuerte. De ese instante en adelante, Sofia le pidió distancia de sus producciones, así siguiera figurando como productor.

Sofia tiene una manera particular de dirigir y escribir, la cual repercute en su próximo trabajo junto a Dunst: “Marie Antoinette” (2006), la película que logró acercar a Sofia a un público cada vez más joven.

Si la moda ha sido un amor constante en la vida de Sofia, esta película fue su declaración eterna. El vestuario entero de la película fue inspirado en colecciones de John Galeano. Además, le dio el Oscar por Mejor Vestuario, dos premios en Las Vegas Film Critics Society Awards, otro en el Washington D.C. Area Films Critics Association Awards, junto a las nominaciones al BAFTA por Mejor Maquillaje y Peinado.

La relación con el mundo de la moda no se ha reducido a sus películas. Es conocida su amistad con el diseñador Marc Jacobs, para quien creó un bolso y un perfumero para su marca Louis Vuitton. Cuando tenía 15 años realizó una pasantía en Channel en París y, desde 1995, Sofia diseña para Milfed, marca de ropa que actualmente se consigue exclusivamente en Japón en la tienda Heaven 27.

“Uno es considerado superficial y tonto si le interesa la moda, pero yo creo que se puede ser substancial y seguir interesado en cosas frívolas”

Usualmente usa pantalones, camisas sueltas y zapatos bajos. Se le encuentra en desfiles de moda de Louis Vuitton, Channel y Dior. También, en su búsqueda de identidad de los años 90 modeló para Seventeen, MC y Vuitton.

Para Sofía la moda no es un chiste. En “Marie Antoinette” ella era consciente que en el siglo XVIII los tacones eran más gruesos que los usados en la película, pero decidió cambiarlos para hacerlos más atractivos para su audiencia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por otro lado, cuando escribe sus guiones, le gusta escuchar música. De hecho, muchas de las canciones que escucha al escribir terminan en sus películas. 26 canciones componen la banda sonora de esta producción. Un trabajo de 2 CDs que se posicionaron en las listas de Billboard y le ganaron una nominación por Mejor Banda Sonora en los Films Critics Association Awards. Sofia era una directora innovadora al mezclar música barroca con guitarras estridentes y electrónica.

No solo por sus películas es Sofia cercana al mundo musical. Ella ha sido pareja de Quentin Tarantino, director reconocido por sus bandas sonoras; Anthony Kieds, vocalista de Red Hot Chili Peppers; estuvo casada con Spike Jonze, director de videos musicales de Weezer, Beastie Boys y Björk; y actualmente vive con el padre de sus dos hijas, Thomas Mars, vocalista de la banda francesa Phoenix.

A su vez, Sofía dirigió el video de “I Don’t Know What to Do With Myself” de The White Stripes donde Kate Moss  baila en el tubo. Este trabajo, junto a las campañas publicitarias de H&M  y Dior, donde trabajó con Natalie Portman, fueron parte de su año sabático tras el nacimiento de su primera hija Romy, nombre en honor a su hermano Roman. Cuando nació, Sofia quiso encaminarse en trabajos cortos que no le quitaran el tiempo que quería pasar junto a su hija.

Desde el rodaje de “Marie Antoinette”, Sofia vivió en París junto a su esposo, Romy y su otra hija, Cosima. Hoy, bajo la influencia italiana de su familia y su amor por París, Sofía es una mujer que no logra definirse en ningún continente. Cuando está en Nueva York se siente muy europea, pero cuando vuelve a París no deja de ser americana.

Scarlett Johansson

En el 2003 Sofia presentaría la película que la llevaría a ser la tercera generación de Coppola en ganar un Oscar. Su abuelo Carmine Coppola fue premiado por su composición en “The Godfather: Part II” (1974) y su padre Francis Ford Coppola tiene 5 Oscars, 4 de ellos por la saga de “The Godfather”.  “Lost in Translation”  hizo de ella la tercera mujer, y primera americana, en ser nominada a Mejor Director, puesto que esta película le trajo tres nominaciones: Mejor Director, Mejor Película y Mejor Guión Original, siendo el tercero la estatuilla que llevó a casa.

Sofia escribió la historia de dos americanos que se conocen en Japón inspirada en dos cosas. El hotel Park Hyatt, donde sucede la historia, es el lugar en el que Sofia se hospeda siempre que va a este país, y su personaje principal, Bob Harris, fue escrito especialmente para quien lo interpretó, Bill Murray (Leer guión de “Lost in Translation”).

Para conseguir que Murray actuara en su película Sofia tuvo que buscarlo por cinco meses. Gracias a amigos de su padre, pudo conseguir su teléfono y lo llamó hasta que él aceptó. Sofía prefería no filmar la película a tener a otro actor en ella.

La historia de Murray demuestra lo obstinada que es al escribir. Como ha dirigido todos los guiones que ha hecho, los escribe con pocas indicaciones, todo está en su cabeza. Además, sus historias giran alrededor de lo que ella ha vivido toda su vida: hoteles, famosos y soledad.

Como directora de “Lost in Translation” Sofia buscaba que todo el personal se sintiera como en un sábado por la tarde, cuando se toma cerveza, se escucha música y se comparten intimidades con los amigos. Cuando filma, el set se llena de amigos cercanos suyos, música y fotografías pegadas por todo lado para inspirar tanto actores como el resto del crew, deja velas prendidas por doquier y con su suave voz guía a todos para hacer la película que quiere.

El tacto de Sofia es tal que marcaría la vida laboral de Johansson. La primera escena de la película es una toma de espaldas de la actriz en ropa interior. En el momento de rodarla Johansson no se sentía muy cómoda y Sofia fue al baño y se puso las prendas que ella debía utilizar. Dijo que le hicieran una toma para que Johansson tuviera una idea cómo se vería, que de todas formas, si no estaba convencida, ella cambiaría la escena (ver escena).

Rosy

Más allá de las mujeres con las que ha trabajado Sofia, una de sus verdaderas musas es su hija Rosy. El año libre que se tomó tras su nacimiento no solo llevó a la directora a hacer algunos trabajos menores, pero fue el tiempo en que escribiría el guión de su última película publicada: “Somewhere” (2010).

La producción que le trajo el León de Oro, premio mayor del Festival de Cine de Vencia y el Premio Logro Especial del National Board of Review; costó ocho mil dólares, mucho menos que su anterior producción, “Marie Antoinette”, en la cual se invirtieron aproximadamente cuarenta mil dólares. Menos presupuesto, menos atención del público y los críticos, menos nominaciones. De esto se trata la película.

La vida del solitario actor Johnny Marco (Stephen Dorff) que vive en el Chateau Marmot Hotel, reconocido hotel de Hollywood, cambia cuando su hija de 11 años comienza a vivir con él. El papel de Cleo, interpretado por Elle Fanning, es un reflejo de su propia maternidad. Inspirada en la hija de uno de sus amigos y en sus propias vivencias con Rosy; Sofia presenta una historia tranquila, simple en la cual late al amor de un padre por su hija.

La vida tranquila de madre que ya llevaba Sofia repercute en la dirección de esta película. Por un lado, toma por primera vez la decisión de reducir la banda sonora de la película al máximo, casi que dejando música sonando solamente cuando en la misma historia había algo de música presente. La única escena con música incidental terminó marcando la película (ver escena).

Por otro lado, Sofia buscó todo el tiempo que la película se sintiera muy natural. Primero, le pidió a sus actores principales, Dorff y Fanning, que pasaran varios días juntos antes de comenzar el rodaje. Segundo, dio cabida a improvisación en ciertas escenas, para que esos momentos de padre e hija fueran tan genuinos como los recuerdos que la guiaron a escribirlos. La mayoría de las escenas donde los personajes de Marco y Cleo interactúan fueron improvisadas por los actores.

Emma Watson

En el 2013 la chica Coppola será Emma Watson. Un reportaje de Vanity Fair  cuenta la historia de cómo cuatro niños ricos que viven en Hollywood en su obsesión por la fama se encaminan en una serie de robos a las casas de celebridades. Entre sus víctimas están Paris Hilton, Lindsey Lohan y Orlando Bloom.

Sofia toma esta historia, escribe su guión y filma la película protagonizada por Watson y Taissa Farminga (“American Horror Story”). Mujeres jóvenes que se mueven en el mundo de las celebridades norteamericanas. Una historia que grita Sofia Coppola por todo lado.

La película se estrenará en el Festival de Cannes de 2013 y las expectativas frente a la última producción de Sofia crecen cada día.

Ver: The Bling Ring: trailer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s