Behind the Candelabra (2013): Reseña

Liberace. El grandioso, extravagante y elegante pianista que alcanzó la fama entre la década de los 50 y los 70. Atacado por la prensa y los críticos por ser homosexual, Liberace lo negó todo hasta en el lecho de su muerte, ocasionada por Sida. Liberace escribió una autobiografía donde hablaba de su vida y sus amantes, todas mujeres; pero fue el libro de Scott Thorson, llamado Behind the Candelabra el que se volvió película.

Con los rumores de que Thorson fue amante del Michael Jackson, esta película dirigida por Steven Soderbegh, llama la atención del público. Sobre todo cuando sus protagonistas son Michael Douglas y Matt Damon.

Behind-the-Candelabra

Sin embargo, la película se queda corta en mostrar una historia que ya todos conocemos. La vida de los más famosos es completamente vacía, solitaria y deprimente. La relación entre Liberace y Thorson no es más que un ejemplo, entre muchos, de los extremos a los que un famoso llega para llenar sus vacíos. Sexo, joyas y cirugías plásticas. ¿Qué más hay ahí?

Las actuaciones de tanto Douglas como Damon son espectaculares de principio a fin. Es increíble como en medio de la película uno olvida a los dos actores por completo y ve es a estos dos hombres en la pantalla. En sus trajes brillantes, con su copa de chapagne, en su súper mansión. Entrega completa por parte del elenco para verse y venderse como sus personajes.

Pero es un gran trabajo perdido en una dirección típica del estilo Hollywoodense. El director no ofrece nada remarcable en toda la película. La narración es lenta y lineal. Termina con los típicos intertítulos que explican donde terminaron sus protagonistas. Ninguna escena es memorable, porque Soderbegh no tomó ningún riesgo.

Behind-The-Candelabra-Matt-damon

Tenía la oportunidad de contar una historia trasgresora, cargada de drogas, de sexo homosexual, de pasión, de celos; pero se quedó en una zona de confort. El hecho de que Liberace obligara a su amante a someterse a varias cirugías plásticas para quedar como él cuando era más joven es impresionante. La relación entre dos hombres con tal diferencia de edad y los excesos en los que vivían. Pero se quedó corto. Se quedó en la chaqueta peluda, el jacuzzi y los conciertos en el mismo escenario.

La película no es mala, pero termina siendo aburrida. La historia es predecible, lenta y redonda, en un mal sentido. Si no fuese por las actuaciones de sus dos protagonistas, sería una pérdida de tiempo. La vida de Liberace pierde importancia con cada minuto de reproducción y deja al espectador con la impresión de que no vio absolutamente nada. Tal vez, solo otra película para televisión.

Calificación: 6/10

Anuncios

Una respuesta a “Behind the Candelabra (2013): Reseña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s