Las cinco películas colombianas de 2013

lo mejor 2013

Dar click en la imagen para ver nuestro especial de los mejor de 2013

Después de un gran año 2012 (precedido por un gran 2011) para el cine colombiano, al menos en lo que a calidad y diversidad de temas y géneros se refiere, (ver: Las diez películas colombianas de 2012), 2013 desaceleró el ritmo y los contenidos, y la oferta no sólo fue poca sino también se ofreció en pocas salas, por poco tiempo y, en muchos casos, con una pobre calidad.

Ante este panorama un poco desolador, en especial teniendo en cuenta que la taquilla para el cine colombiano ha ido descendiendo con excepción de unos cuantos golpes de suerte, algunas películas sacaron la cara por el cine y merecen ser destacadas. A diferencia del año pasado, cuando destacamos diez, este año destacamos cinco, cada una con algo distinto e interesante que ofrecer. Esperen también en nuestro especial de Lo Mejor de 2013 a una película colombiana entre las peores del año, en los próximos días.

#5

edificio royal

“Edificio Royal”
(Iván Wild)

Varias historias absurdas y oscuras se entremezclan en un edificio antiguo de Barranquilla, en donde la administradora del lugar, una pitonisa, una pareja de ancianos y un plomero intentan infructuosamente llevar con normalidad un domingo. “Edificio Royal”, el debut como director de Iván Wild, entra a nuestra lista sobre todo por la experimentación que su película representa para el cine de los últimos años en Colombia, y por la atmósfera de desencanto y estaticidad en el tiempo que logra crear.

#4

eterna noche

“La Eterna Noche de las Doce Lunas”
(Priscila Padilla)

Documentado por Priscila Padilla después de una larga labor antropológica de cuatro años, el proceso de una niña wayuu de pasar de la niñez a la adultez se convierte en un retrato de una parte de Colombia que rara vez se ve en la gran pantalla. “La Eterna Noche de las Doce Lunas”, grabada en wayuunaiky y español, es sin duda un valioso ejercicio en el cine nacional para rescatar un país poco conocido. Sin embargo, aunque esto es motivo de celebración, no quiere decir que el documental esté exento de puntos que podrían haberse realizado de otra manera para hacerlo un poco más convincente (ver reseña completa).

#3

luciernagas 3

“Cazando Luciérnagas”
(Roberto Flores Prieto)

Aunque adoleciendo un poco del exceso de silencios y contemplación que ha plagado innecesariamente a muchas películas colombianas, “Cazando Luciérnagas” logra construir con tan sólo dos personajes, un padre y una niña que llega a vivir con él por sorpresa en medio de una mina de sal prácticamente abandonada, una historia mágica e inspiradora, pero sobre todo sencilla, de amor.

#2

don ca 2

“Don Ca”
(Patricia Ayala)

La historia parece simple. Un hombre de una pudiente familia caucana visita un pueblo rural y se enamora de una mujer, pero no sólo de ella, sino de lo que ella representa, de su paisaje y de su pueblo. El hombre se queda a vivir ahí. Hasta ahí, “Don Ca” es inmensamente rica y valiosa, mostrando, como lo hace “La Eterna Noche de las Doce Lunas”, una imagen del país que poco se conoce en las ciudades. Pero esta imagen se distorsiona, adopta distintos matices, y prueba ser una imagen en movimiento cuando la realidad del país, de los grupos armados, las amenazas y la violencia, llega y revuelca su orden interno. “Don Ca” es un gran relato del país contado desde la historia de un hombre envuelto contra su voluntad en un conflicto externo a él, y revela las complejidades de la violencia en el país.

#1

roa 1

“Roa”
(Andi Baiz)

Después de quedar de segundo en nuestra lista del año pasado, Andi Baiz siguió demostrando que es el director colombiano más talentoso en el momento. Su primera película “Satanás” (2007), una de las mejores películas colombianas, si no la mejor, de la década pasada, lo posicionó como una figura a seguir y no ha decepcionado. Este año con “Roa”, Baiz retornó a los temas de su debut, ¿qué lleva a una persona al punto de cometer un asesinato? Con ayuda de un impecable equipo técnico que recreó la Bogotá de los años 40s de una manera impresionante, tanto desde el vestuario y el diseño de producción como desde los efectos visuales, Baiz trajo de vuelta a la vida a Juan Roa Sierra, el supuesto asesino del líder político colombiano Jorge Eliécer Gaitán. “Roa” no es sólo un ejercicio de buen cine sino también se convertirá seguramente en un punto de referencia para estudiar y comprender uno de los sucesos más importantes de la historia reciente del país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s