La Recta Final: Actriz de Reparto

Dos de las actrices más populares en Estados Unidos de dos generaciones distintas, una novata que parece que llevara años como actriz, una anciana a la que le llega su reconocimiento después de toda una vida actuando y una ícono del cine independiente en el Reino Unido se pelean este año el Oscar a la Mejor Actriz de Reparto.

Después de una agitada carrera por obtener la nominación al Oscar, Oprah Winfrey (The Butler), proclamada por muchos con meses de anticipación como la favorita, se quedó por fuera de la competencia. Su lugar fue tomado por la británica Sally Hawkins, quien con sólo una nominación al BAFTA y una a los Golden Globes entró con su papel como una mujer de clase media en San Francisco que debe recibir a su media hermana caída en la ruina en “Blue Jasmine”. Con un acento americano sin fallas, Hawkins logró una nominación después de haber sido ignorada en 2009 por su papel en “Happy-Go-Lucky”, el cual le valió el Globo de Oro a la Mejor Actriz en una Comedia o Musical. En su segunda película con Woody Allen después de “Cassandra’s Dream”, Hawkins se siguió consolidando como una estrella del cine independiente, aunque este año la veremos en “Godzilla”, su primer blockbuster. Sin duda una parte importante de la nominación de Hawkins tiene que ver con la gran dinámica que estableció con Cate Blanchett, la segura ganador a Mejor Actriz Principal, y no es descabellado pensar que algunos de los votantes de Blanchett se vean inclinados a reconocer a Hawkins. Sin embargo, es poco probable que gane con la competencia que tiene.

Pero Hawkins no es la única que por fin se ve reconocida por la Academia con su primera nominación. A los 84 años, June Squibb recibe su primera nominación por “Nebraska”, aunque sólo lleva en el cine 29 años pues antes era una actriz de teatro. De ganar, Squibb sería la mujer más anciana en ganar este galardón, superando a Peggy Ashcroft, quien a sus 77 años ganó por “A Passage to India” (1984). Interpretando a una anciana cansada del alcoholismo y la falta de atención de su esposo, Squibb provee a “Nebraska” de la mayor parte de sus momentos cómicos, y es sin duda una nominación muy merecida.

Los momentos cómicos de “August: Osage County”, por su parte, son responsabilidad en gran parte de la ganadora del Oscar Julia Roberts–aunque la comedia de esta película es sin duda más oscura que la de “Nebraska”. Después de una ausencia de 13 años en los premios de la Academia, Roberts, quizás la actriz más popular de su generación y sin duda una de las más populares todavía a pesar de que ya no trabaja con la misma frecuencia que antes, regresa con un personaje histérico y venenoso en la superficie, pero con unas complejas relaciones con su madre–interpretada por Meryl Streep–y su familia en general. El personaje de Roberts es quizás el más omnipresente entre las cinco nominadas de este año, y quizás tendría mejor cabida en la categoría de Actriz Principal. A pesar de la excelente actuación de Roberts, su campaña no ha sido fuerte. Esto, combinado con el hecho de que “August: Osage County” no tuvo la favorabilidad de la crítica ni de las audiencias, hace muy difícil que sea probable una victoria suya en su cuarta nominación.

jla

Pero si Roberts fue la actriz más popular de su generación, es Jennifer Lawrence quien a todas luces domina la pantalla, los clubes de fans, las publicaciones y el internet hoy en día. Su tercera nominación en cuatro años llega por “American Hustle”, con el papel de Rosalyn, la esposa de un timador profesional que no sabe lo que hace su marido. La pizca de locura de su personaje recuerda a su papel ganador del Oscar hace tan sólo un año en “Silver Linings Playbook”, aunque éste es un poco más maduro. Después de un gran 2013 en el que ganó el Oscar y se convirtió en la cabeza de la película más taquillera del año, “The Hunger Games: Catching Fire”, J. Law podría ganar su segundo Oscar en un año consecutivo, una hazaña que no se ve desde que Tom Hanks lo hiciera en 1994-1995 con “Philadelphia” y “Forrest Gump”. Pero si hay alguien que puede lograrlo, es la infinitamente popular J. Law. A su favor tiene también que desde 1951, siempre que una película ha tenido nominaciones en las cuatro categorías actorales, se ha llevado al menos un Oscar, y es ella quien tiene mayor probabilidad de ganar entre los actores de “American Hustle”.

La única que puede impedir la victoria de J. Law es Lupita Nyong’o, nacida en México de padre keniano, recién graduada de la escuela de drama de la Universidad de Yale, en su primer papel en un largometraje. Para su rol como Patsey en “12 Years a Slave”, Nyong’o investigó exhaustivamente la historia de su personaje y la historia de la esclavitud en EEUU en el siglo XIX (a diferencia de J. Law, que se aproximó a su personaje más instintivamente). Su personaje tiene una historia muy emocional que le permitió a Nyong’o expresar un dolor y una tristeza profundas, en particular en una escena donde es torturada.

Cualquiera de las dos, Nyong’o o J. Law, ambas jóvenes (30 y 23 años), ambas con actuaciones aclamadas por la crítica podría fácilmente alzarse con el Oscar este domingo. Si los empates fueran más comunes en los Oscars, éste podría sin duda ser uno de ellos. La primera ha estado haciendo campaña fuertemente, estando presente en todos los eventos posibles, mientras que la segunda ha estado ausente, algo que puede deberse tanto al hecho de que está trabajando en la tercera entrega de “The Hunger Games” como al hecho de que debe no sólo descansar ella sino dejar descansar al público después de un 2013 en el que dominó los titulares. Lo único que parecería estar en contra de J. Law es haber ganado el año pasado. Nyong’o, sin embargo, podría ser la única oportunidad de premiar a “12 Years a Slave” en el campo actoral.

????????????

Nyong’o ganó el SAG y el BFCA (Critics Choice Award), mientras J. Law se alzó con el BAFTA y el Golden Globe, en una situación tenebrosamente parecida a la que se presentó hace dos años cuando Viola Davis (The Help) y Meryl Streep (The Iron Lady) tenían los mismos precursores. Esa vez, Streep ganó. Esta vez, la moneda está en el aire. Puede caer por el lado de J. Law tan fácil como por el lado de Nyong’o. Nos inclinamos por Nyong’o por la fuerte campaña que ha hecho, pues en una recta final tan cerrada cualquier gesto cuenta. Sin embargo, cualquier cosa puede pasar.

Va a ganar: Lupita Nyong’o – “12 Years a Slave”

Podría ganar: Jennifer Lawrence – “American Hustle”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s