The Immigrant (2014): Reseña

En cuanto al cine son más sencillos lo sentimientos claros. Amar la película u odiar. Claro, hay unas que te dejan muy en la mitad, pero a la final uno puede estar seguro cuando recomienda o no verla. ¿Qué pasa con las películas que no evocan sentimiento alguno? Ni amor, ira, odio o tristeza. ¿Qué pasa cuando una historia sencillamente pasó frente a tus ojos como el bus que no te sirve? No sé qué pasa, pero sé que pasó con “The Immigrant”.

Dirigida y escrita por James Gray, “The Immigrant” presenta una complicada historia de amores. Entre una mujer y su hermana, un hombre y su puta, el primo de este hombre y su puta y también, este hombre y su primo. Todo alrededor del caso de dos hermanas polacas que son separadas al llegar a América porque una de ellas está enferma.

The-immigrant

La verdad es que la película tiene todas las de ganar. Un dúo dinámico director-protagonista entre Gray y Joaquin Phoenix –quienes ya han trabajado en tres producciones-, un buen elenco (Marion Cotillard y Jeremy Renner) y una escenografía perfecta junto a una fotografía inolvidable. No obstante, algo le faltó a la producción.

Es difícil hablar mal de una película que no tiene nada de malo. Se pueden alegrar sus problemas de guion, que constantemente fuerzan la historia por un camino. La historia no avanza con naturalidad, hay baches, elipsis y cosas que simplemente pasen porque es la única forma de llegar a su final –el cual tampoco es el mejor-, pero aun así la historia no es mala. Pero le falta algo. Muchas veces hay obras que nos gustan y no sabemos por qué. Tienen un algo, un je ne sais quoi que nos mueve un fibra por dentro. Que es, a la final, uno de los objetivos principales de todo producto artístico. Sin embargo, a veces sucede todo lo contrario.

Algo le faltó a “The Immigrant”, la película se acaba sin que la audiencia lo note y de pronto ya no hay más que ver. ¿Un final feliz Ewa Cybulska (Marion Cotillard) y su hermana? ¿Pero qué pasa con Bruno Weiss (Joaquin Phoenix) y Emil (Jeremy Renner)? Durante toda la historia se abren y se abren círculos que a la final quedan sin cerrarse. Al igual que su producción, la historia queda incompleta.

Tal vez, es un intento del director de retomar la narrativa de los mismos años 20 que está retratando, o puede ser que su trabajo es más progresivo y en ese caso, su público sería más reducido. Más el problema no es el ritmo de la narración, porque no es ni lenta o rápida; parece un remache de historias que no quedaron bien cocidas. Lo cual es muy posible, ya que el director dijo que el guion se basa en historias de un bar que tuvo su bisabuelo en Nueva York en esta época.

the inmigrant

Mucho arguyen que es una estrategia que se centra más en los sentimientos y en los momentos, incluso la han etiquetado como surrealista. Pero, en mi opinión, si ese es el caso, el director por miedo a ser muy arriesgado quedó en un limbo entra una película tradición y una surrealista.

En suma, si hay alguna razón para ver esta película, sería su fotografía. La paleta de colores en sepia, cargada de amarillo, al ser una película de época, que tiene una dirección de arte tan buena; en sencillamente placentera de ver. Pero más allá es poco. Si quieren se pueden quedar con el tráiler y recibir todo lo que esta producción tiene para dar.

Calificación:  5/10

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s