La Carrera: Las películas latinoamericanas de los Oscars 2016 (Parte 2)

A unos siete meses de conocer los nominados a la próxima entrega de los Oscars, ya se mencionan varios nombres que darán mucho de qué hablar durante la temporada de premios que se avecina. Después de los pasados festivales de Sundance, Berlín y Cannes, y en medio de los estrenos del verano estadounidense, en fílmicas damos inicio a La Carrera 2015, la serie en la que analizaremos por categorías y de manera general las probabilidades de distintas películas para recibir nominaciones a los Oscar.

En la primera parte de esta Carrera analizamos los casos de Argentina, México, Brasil y Colombia; ahora el turno es para Chile, Perú, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Uruguay, Paraguay y los países de Centroamérica y el Caribe.

Chile

En la última década, una de las industrias cinematográficas de la región que más ha crecido es la chilena. En 2009, Chile consiguió su primera nominación al Oscar con “No” de Pablo Larraín y hace dos años estuvo entre los favoritos de los expertos con “Gloria”. Este año los chilenos podrían volver a la carrera por el Oscar si eligen como su representante a “El Club” de Larraín. Esta película cuenta la historia de un club que sirve como retiro para curas y monjas que han sido acusados varios crímenes. “El Club” fue presentada en el Festival de Cine de Berlin, recibiendo el Premio del Jurado y siendo aclamada por la crítica especializada.

"El Club"

“El Club”

Otra opción sería “Allende en su Laberinto”, un docudrama del director Miguel Littin sobre el presidente chileno Salvador Allende que aún no se ha estrenado. Dos películas de Littin han sido nominadas previamente al Oscar, aunque representando a México y Nicaragua, por lo que no sería una sorpresa que la Academia chilena termine decantándose por su producción, especialmente si se tiene en cuenta que en 2009 esta academia prefirió a “Dawson, Isla 10” de Littin sobre “La Nana”, gran favorita de la crítica y el público.

Chile cuenta este año, además, con dos documentales que han sido muy bien recibidos por la crítica internacional. El primero de ellos es  “Allende mi Abuelo Allende” de Marcia Tambutti, en el cual la directora muestra el lado familiar y humano de su abuelo, sepultado por el golpe militar, y su relevancia política. Este documental fue presentado en la Quincena de Realizadores de Cannes 2015, recibiendo el premio al mejor documental. En segundo lugar está “El Botón de Nácar” en el que el legendario Patricio Guzmán muestra las tragedias y secretos que se esconden en las costas chilenas. Este documental recibió el Oso de Plata al Mejor Guión del festival de Berlin. A pesar de las excelentes críticas recibidas por ambos documentales, los dos tienen en contra que en más de veinte años de participación ninguna película de su género ha sido seleccionada para representar a Chile.

Perú

En 2009, Perú se unió al pequeño grupo de países latinoamericanos en conseguir una nominación al Oscar con “La Teta Asustada” de Claudia Llosa. Desde entonces, el cine de ese país ha ido creciendo lentamente, aunque sigue estando lejos de las industrias más grandes del continente.

“El Elefante Desaparecido” de Javier Fuentes-León parte como gran favorita para representar a Perú. Esta es la segunda película de Fuentes-León, quien hace un par de años conquistó a la crítica con su ópera prima, “Contracorriente”. En esta ocasión, el director peruano junto a un reconocido elenco de actores de ese país, llevan a la pantalla grande la historia de un escritor que debe resolver la misteriosa desaparición de su novia. “El Elefante Desaparecido” fue estrenado en Perú a principios de octubre del año pasado, después de la fecha límite para participar en la anterior entrega de los Oscars, algo que la convirtió en favorita para representar a su país en la próxima.

"El Elefante Desaparecido"

“El Elefante Desaparecido”

La segunda opción peruana sería “Magallanes”, ópera prima del actor Salvador del Solar, acerca de un hombre que se ve envuelto en el conflicto contra la guerrilla de Sendero Luminoso a principios de los años 90s. “Magallanes” recibió el premio al cine en construcción en el Festival de Cine de San Sebastián de 2014 y fue seleccionada para participar en la sesión Horizontes Latinos en la edición 2015 del festival. Con su fecha de estreno nacional a mediados de agosto, son muchas las expectativas generadas por “Magallanes”, y de cumplirlas podría fácilmente convertirse en la representante peruana.

Venezuela

El año pasado, Venezuela logró meterse en el grupo de nueve peliculas finalistas para el Oscar  a Mejor Película en Lengua Extranjera con la historia épica “Libertador”. Aunque finalmente no logró entrar al grupo de cinco nominadas, sí dejó un buen precedente para la industria de ese país.

Este año, Venezuela podría elegir “Dauna, Lo que Lleva el Río”, la primera película venezolana en el idioma Warao de los pueblos indígenas de la Orinoquía. Dirigida por Mario Crespo, esta película cuenta la historia de una mujer warao que se ve dividida entre la tradición y sus ambiciones. “Dauna” fue estrenada en Venezuela a principios de marzo, teniendo una buena acogida por parte de la crítica y el público.

“Dauna, Lo que Lleva el Rió”

“Dauna, Lo que Lleva el Río”

La segunda opción venezolana sería “3 Bellezas”  del director Carlos Caridad Montero, una comedia negra acerca de una madre obsesionada con que su hija se convierta en una reina de belleza. “3 Bellezas” se ha convertido en una de las películas venezolanas más taquilleras del año, cautivando a los críticos durante su paso por las salas de cine nacional. A pesar de su éxito, es posible que no sea elegida como la representante venezolana debido a la marcada preferencia de la academia cinematográfica de ese país por el cine dramático.

Otras películas que podrían ser elegidas son el thriller “Espejos” del director César Manzano y el drama histórico “El Infierno de Gaspar Mendoza” sobre las consecuencias de la guerra de independencia venezolana. Ambas producciones han sido muy bien recibidas por la crítica, pero carecen del perfil que tienen “Dauna” y “3 Bellezas”

Bolivia y Ecuador

Tras cinco años de ausencia, el año pasado Bolivia regresó a la carrera por el Oscar con “Olvidados”, de Carlos Bolado. Este año, el país andino podría elegir como su representante a “Boquerón” de Tonchy Antezana, la primera película boliviana sobre la Guerra del Chaco, que se ha convertido en un pequeño éxito de taquilla y critica en su país.

Otras dos producciones que apelan a la historia y los conflictos bolivianos son “Juana Azurduy, Guerrillera de la Patria Grande” y “Cuando los Hombres Quedan Solos” de los directores Jorge Sanjines y Fernando Martínez. La primera cuenta la historia épica de la prócer boliviana en su encuentro con los libertadores Simón Bolívar y Antonio José Sucre, y aún no tiene una fecha de estreno definida, aunque se espera que sea antes de la fecha límite (30 de septiembre) para poder ser la representante boliviana. La segunda producción es un retrato de los problemas de una familia en medio de la dura dictadura vivida por el país en los 80s. Esta producción también será estrenada en los próximos meses.

"Boqueron"

“Boquerón”

Los últimos dos años han sido muy productivos para la cinematografía ecuatoriana, algo que se ha visto reflejado en que, por primera vez en su historia, ha enviado representante a los Oscars dos años consecutivos. Esta racha podría continuar este año con “Medardo”, en la que Nitsy Grau cuenta la vida del poeta Medardo Ángel Silva en el Guayaquil de principios del siglo XX. Esta producción histórica ha tenido un buen paso por la taquilla de su país, aunque la crítica no ha sido muy benevolente.

Otras opciones ecuatorianas podrían ser “Travesías” de Carlos Piñeyros en la que sus dos protagonistas recorren Ecuador como parte de un trabajo turístico y “Killa (Antes que Salga la Luna)” la primera producción hablada en quechua realizada en ese país.

Uruguay y Paraguay

A pesar de tener un año con pocas producciones y baja taquilla, Uruguay tiene un par de buenas opciones para elegir su representante: “Una Noche sin Luna”, de Germán Tejeira, cuenta la historia de tres personas solitarias que deciden visitar un pequeño pueblo uruguayo en las vísperas de fin de año; la co-producción española “El Apóstol”, por su parte, es acerca de la pasión absurda de un hombre por su grupo religioso, y hará parte de la competencia oficial del Festival de San Sebastián.

Además de esas dos producciones, los uruguayos podrían elegir entre los documentales “Tus Padres Volverán” y “El Hombre Nuevo”. El primero muestra la historia de varios niños que tuvieron que crecer sin sus padres debido a los exilios causados por la dictadura militar de mediados del siglo XX. El segundo aborda la vida de un hombre transexual en el país austral. Ambos documentales han tenido un buen reconocimiento de la crítica. Sin embargo Uruguay es uno de los pocos países que siempre ha preferido enviar comedias a la competencia por el Oscar, por lo que las posibilidades de estos dos documentales parecen pocas.

"Una Noche sin Luna"

“Una Noche sin Luna”

Paraguay es el único de los grandes países suramericanos que no ha participado nunca en la carrera por el Oscar, algo que posiblemente va a cambiar en los próximos años, pues el año pasado se constituyó una academia de cine paraguayo que fue reconocida por la academia estadounidense. Las dos opciones paraguayas para hacer su debut este año son “Mangorè” de Luis R. Vera y “Luna de Cigarras” de José Bedoya, la primera una biografía sobre Nitsuga Mangoré, uno de los músicos más importantes de Paraguay y la producción más costosa en la historia del cine paraguayo, y la segunda, la historia de un joven estadounidense que tras un viaje a Asunción termina trabajando para un grupo de criminales.

Centroamérica y el caribe

Dentro de los países centroamericanos, Costa Rica es el país que ha visto el mayor crecimiento dentro de su industria cinematográfica en los últimos años, lo que se ha visto reflejado en el número de producciones que aspiran a convertirse en la representante tica. La primera de ella es la comedia “Maikol Yordan de Viaje Perdido”, la historia de un granjero que viaja a Europa con el fin de conseguir el dinero para salvar su tierra. “Maikol Yordan” se ha convertido en la película costarricense más taquillera de la historia, pero su tono cómico puede jugar en su contra en el momento de la selección.

Las otras opciones de Costa Rica incluyen el drama carcelario “Presos” de Esteban Ramírez, que aún no tiene fecha de estreno, “Viaje” de Paz Fabrega, presentada en el Festival de Cine de Tribeca, acerca de dos jóvenes sin ataduras que se conocen en una fiesta de disfraces, y “Dos Aguas” de Patricia Velásquez, producción sobre dos hermanos que hacen todo lo posible para conseguirle un cupo en la academia de fútbol a su hermano menor.

"Viaje"

“Viaje”

Nicaragua tiene el honor de ser el único país centroamericano en tener una nominación al Oscar; una hazaña lograda en 1982 con “Alsino y el Cóndor” del director chileno Miguel Littin. La nominación nicaragüense fue seguida con una participación errática en los Oscars, con solo dos candidatas en tres décadas (1988 y 2010). Este año, Nicaragua podría volver a la competenciacon “La Pantalla Desnuda” de Florence Juagey, quien ya representí a su país en 2010 con la exitosísima “La Yuma”. En esta segunda producción, Juagey muestra la historia de una adolescente que es presionada por su novio para hacer una serie de videos eróticos. Aunque el recibimiento no ha sido tan bueno como el de “La Yuma” es muy posible que sea elegida como la representante nicaragüense.

El año pasado Panamá incursionó por primera vez en la competencia por el Oscar con el documental “Invasión” y este año podrían volver a competir con “Historias del Canal”. Esta película está compuesta por cinco cortometrajes que muestran diferentes periodos en la historia del Canal de Panamá, y ha tenido un buen paso por la taquilla panameña y el circuito de festivales latinoamericanos, por lo que sería una digna representante de su país.

Han pasado más de veinte años desde que Guatemala cumplió con su única participación en los Oscars, un periodo en el que el cine de ese país ha mantenido un bajo perfil con respecto a sus contrapartes del continente. Esto podría cambiar este año con “Ixcanul” de Jayro Bustamante, la cual participó en la sección oficial del festival de Berlón y se llevó el premio principal en el festival de Cartagena. Esta película cuenta la historia de una joven maya  embarazada que sueña con vivir en la gran ciudad. Por último está El Salvador, que podría unirse a la carrera por el Oscar por primera vez en su historia con “Malacrianza”, la primera película salvadoreña en conseguir distribución internacional.

"Ixcanul"

“Ixcanul”

Cuba y Puerto Rico son las únicas islas del caribe en haber conseguido una nominación al Oscar, la primera con “Fresas y Chocolate” en 1994 y la segunda con “Tango Bar” en 1988. Desde 2011 las producciones puertorriqueñas no pueden participar en esta categoría, lo que ha dejado a Cuba como la representante más importante de la región.

La participación cubana en los Oscar siempre ha sido muy errática, con varios años en los que no se ha enviado una representante a pesar de tener varias posibilidades. Si deciden participar, los cubanos podrían enviar “La Pared de las Palabras” de Fernando Pérez, sobre un hombre autista y los conflictos que afronta su familia debido a esta condición. Otra opción sería “Boccaccerías Habaneras”, una adaptación libre del Decameron dirigida por Arturo Sotto Díaz. Por último aparece “Contigo Pan y Cebolla” de Juan Carlos Cremata, una comedia familiar ambientada en los años 50s.

La tercera industria cinematográfica del caribe es la de República Dominicana, un país que ha visto un gran incremento en la producción de cine nacional en la última década. La gran favorita para convertirse en la representante dominicana es “Dólares de Arena” de Israel Cárdenas y Laura Amelia Guzmán, que sigue la relación entre una mujer europea y una joven dominicana que solo quiere aprovecharse del dinero de la primera. Su competencia sería “El Color de la Noche” un drama acerca del conflicto racial y político entre dominicanos y haitianos.

Sea cuales sean las películas que representen al continente en la entrega de los Oscars del próximo año, es indiscutible el crecimiento de la industria y el cada vez mayor reconocimiento internacional. ¡Mucha suerte a todos los países!

Anuncios

Una respuesta a “La Carrera: Las películas latinoamericanas de los Oscars 2016 (Parte 2)

  1. Creo que entre los países latinos con más posibilidades de entrar y pasar el corte de los 9 es Colombia. En cuanto a Argentina (soy de ahí), he visto La Patota de Santiago Mitre y puedo decir que es excelente y bien merecido los dos premios obtenidos en Cannes, pero lamentablemente es una película muy dificil para una academia tan conservadora. La otra opción como bien dijeron en el artículo anterior es El Clan de Pablo Trapero. Si las críticas internacionales la acompañan (estreno Venecia, Toronto y San Sebastián), es la candidata argentina por goleada. Ya se ha visto que en el país al público gustó mucho y eso queda demostrado con el casi millón de espectadores que tiene (y todo eso en menos de 9 días). La verdad que si no queda Argentina como el año pasado, me encantaría que qedase Colombia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s