Las diez mejores actuaciones de 2016

Haz clic en la imagen para ir a Lo Mejor de 2016.

Haz clic en la imagen para ir a Lo Mejor de 2016.

En Fílmicas les presentamos las diez mejores actuaciones de 2016:

#10

jesse-plemons-other-people

Jesse Plemons
(Other People; EEUU)

En esta pequeña película independiente que pasó casi desapercibida por los cines, Jesse Plemons interpreta a un escritor de series, gay, que debe retornar a su pueblo después de fracasar en Los Ángeles. Es un papel que no le exige al actor grandes ni ruidosas escenas pero sí un fino balance entre drama y comedia que el actor navega sin aparente esfuerzo, convirtiéndose en una especie de Patrick (de la serie “Looking”) cinematográfico (pero mejor) y anclando una enternecedora y memorable pequeña historia.

#9

lavenir-things-to-come-huppert

Isabelle Huppert
(Things to Come; Francia)

Este es, sin duda alguna, el gran año de Isabelle Huppert. La actriz francesa que a pulso se ha ganado una merecida reputación en XX años de carrera vulnerabilidad cometió un triple asalto este año con “Louder than Bombs”, “Elle” y “Things to Come”. En esta última, Huppert abandona su carácter imponente para ofrecer una interpretación como una profesora de filosofía que, pese a lo absurdo de la vida y a las adversidades, encuentra una manera de continuar, vulnerable y fuerte al mismo tiempo.

#8

amy-adams-arrival

Amy Adams
(Arrival; EEUU)

Amy Adams es una de las actrices estadounidenses más importantes y versátiles de su generación. Capaz de darle un grado de profundidad a todos sus personajes, Adams interpreta en “Arrival” a una científica que busca detener un conflicto internacional, mientras trata de entender lo que ocurrió con su hija. En esta película, Adams da muestra de su capacidad de restricción actoral, sin necesidad de grandes momentos dramáticos, llevándonos por el camino de una mujer que busca entender los secretos del universo pero, sobre todo, los secretos que esconde su mente. 

#7

carol

Cate Blanchett
(Carol; EEUU)

Una mujer de sociedad en la Nueva York de los años 50s se enamora de una mujer mucho menor que ella. Cate Blanchett, Carol, demuestra una vez más que es una de las mejores actrices de su generación, si no la mejor, con este retrato de una mujer fragmentada, una mujer que al comienzo se esconde tras una máscara de seducción y fineza que poco a poco se va resquebrajando al verse, con impotencia, a los pies de los deseos de otra mujer. A diferencia de su actuación en “Blue Jasmine”, nuestra número 1 de 2013, el personaje de Carol le exige a Blanchett mucha más sutileza, hablar con sus gestos, sus miradas y su tacto, más que con las palabras, en una época donde una mujer que amara a otra mujer no tenía otra opción que estar en silencio. 

#6

sandrine-kiberlain-being-17-quand-on-a-17-ans

Sandrine Kiberlain
(Being 17; Francia)

En la más reciente película de André Téchiné, dos adolescentes desarrollan una complicada relación que empieza con violencia y rechazo pero que se va transformando lentamente gracias a la intervención de la madre de uno de ellos, a quien acude el otro joven en busca de consejos médicos. A pesar de ser secundaria a los jóvenes Kacey Mottet-Klein y Corentin Fila, Sandrine Kiberlain constituye el corazón de “Being 17”, una compleja figura materna que debe lidiar no sólo con las actitudes de ambos jóvenes sino con su propio drama personal, pareciendo tener todo bajo control pero mostrando, en momentos claves, la vulnerabilidad que subyace su comportamiento.

#5

emma-suarez-julieta

Emma Suárez
(Julieta; España)

Para nadie es un secreto que Pedro Almodóvar es un director de actrices. Por eso a nadie le sorprende que la española Emma Suárez haya conseguido una de las mejores actuaciones del año en “Julieta”. Interpretando a una mujer atormentada por la culpa que ve cómo los secretos de su pasado hacen colapsar la vida que ya tenía establecida, Suárez, que es una veterana del cine español, logra transmitirnos todos los conflictos de esta mujer que se reconstruye varias veces frente a nuestros ojos.

#4

Toni Erdmann

Sandra Hüller
(Toni Erdmann; Alemania)

En  “Toni Erdmann”, Sandra Hüller interpreta a una mujer de negocios que ve su vida interrumpida por el retorno de su padre bromista, en medio de una crisis emocional. La dura y fría Ines se verá envuelta en una historia de personaje-de-campo-visita-personaje-de-ciudad, pero una historia que evita caer en lugares comunes gracias, en gran parte, a las interpretaciones de Hüller y Peter Simonischek. Hüller interpreta su papel con una seriedad interrumpida por espasmos de emoción y vulnerabilidad que revelan, abruptamente, que debajo de la coraza no hay más que una niña herida que necesita a su padre.

#3

rampling-45-years

Charlotte Rampling
(45 Years; Reino Unido)

Después de 45 años de matrimonio, un fantasma del pasado amenazará la tranquilidad de Kate. En la cara de Charlotte Rampling se dibujarán las inseguridades inesperadas, las dudas del pasado que resurgen ante sí, la incertidumbre del tiempo vivido. Después de décadas de carrera, Rampling demuestra que, a veces, es necesario haber vivido para darle a sus personajes el peso del tiempo que se merecen. Después de tanto tiempo, Rampling se convierte, con “45 Years”, en una verdadera maestra de la actuación.

#2

tadanobu-asano-harmonium

Tadanobu Asano
(Harmonium; Japón)

Un visitante inesperado llega como una aparición del pasado a perturbar la tranquilidad de una familia japonesa. Desde el primer momento en el que aparece Yasaka, interpretado por Tadanobu Asano, la historia se tensa, a pesar de no haber nada aparentemente malvado en su presencia. El personaje desaparece eventualmente pero, aun así, el aire enrarecido que dejó Asano seguirá ensuciando el resto de la historia. Un personaje complejo, contradictorio y amenazante que, sin ser un villano, deja una imprenta de inquietud a pesar de su corto tiempo en escena.

#1

son of saul

Géza Röhrig
(Son of Saul; Hungría)

Una reducida profundidad de campo y tomas largas ininterrumpidas le permiten a László Nemes enfocarse en un sólo elemento durante casi toda la duración de “Son of Saul”: la cara de Géza Röhrig. El poeta húngaro hizo su debut cinematográfico interpretando a un miembro del Sonderkommando, un judío obligado a trabajar para los nazis en un campo de concentración. A través de la expresión de Röhrig aparecen ante nosotros los horrores del Holocausto sin verlos directamente; a través de su mirada se dibuja la inhumanidad de quienes lo rodean; en su cara, la locura.

Ver también: 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s